Inicio Continúa la represión contra mujeres de Loxicha, denuncian

Continúa la represión contra mujeres de Loxicha, denuncian

Por Lourdes Godinez Leal

Tras siete años de represión en la zona Loxicha, las mujeres de esta comunidad continúan sufriendo abusos sexuales, hostigamiento y acoso por parte de elementos del Ejército mexicano, del gobierno y por la policía estatal, denunciaron Fernando Valadés, de Acción de los Cristianos para la Abolición de la Tortura (ACAT), y Adrián Ramírez, presidente de la Liga Mexicana para la Defensa de los Derechos Humanos (LIMEDDH).

Entrevistados al término de la presentación de las observaciones sobre violaciones a los derechos humanos a las comunidades y organizaciones del estado de Oaxaca, realizadas por la Caravana de observación de los derechos de los pueblos indígenas realizada en octubre pasado, ambos coincidieron en que la situación de las mujeres loxichas continúa siendo grave.

Las mujeres continúan siendo violadas sexualmente pero tienen temor a denunciar, explicó Adrián Ramírez, sobre todo por la presión de las familias que están atemorizadas por la represión y amenazas de que son víctimas, y refiere que aunque la LIMEDDH tiene casos documentados de mujeres que han sido agredidas sexualmente, con testimonios, pero ellas ya no quisieron continuar con la denuncia.

Otro problema que detectaron en su recorrido por estas comunidades, es que las mujeres son utilizadas para la prostitución por los mismos militares o por los judiciales, quienes mediante engaños y promesas de matrimonio y con dinero de por medio, las utilizan como prostitutas, agregó Ramírez.

Por otra parte, Fernando Valadés explicó que existe una presión sicológica constante hacia las mujeres debido, principalmente, a la situación de sus familiares y parejas, quienes en la mayoría de los casos se encuentran presos, lo que influye en su salud mental y física de por sí ya deteriorada por su situación de pobreza.

No obstante, las mujeres se han organizado en sus comunidades para elaborar artesanías, bolsas, canastas y para salir a venderlas pues en ausencia de sus esposos, son ellas las que se quedan al frente de sus hogares.

También se han organizado para realizar plantones y exigir la liberación de los presos y actualmente trabajan para reconstruir el tejido social de sus comunidades que durante siete años ha sido dañado por los grupos paramilitares.

Sin embargo, refieren ambos especialistas en derechos humanos, todavía hay mujeres que han sido desplazadas de sus comunidades. Ellas viven en un albergue instalado luego de que se decretara la Ley de Amnistía en 2000, y aunque a decir de Adrián Ramírez es una población flotante, actualmente hay entre 15 y 20 mujeres viviendo allí.

La forma en que subsisten ellas y sus hijos, refiere, es lavando y planchando ajeno, o bien vendiendo artesanías.

La presión, amenazas e intimidación hacia las mujeres loxichas continúa, y Ramírez recuerda el asesinato de la indígena loxicha Estela Ambrosio Luna, quien fue asesinada de cuatro balazos el pasado cinco de octubre cuando se dirigía caminando de su casa al centro de Salud.

Estela se caracterizó por su lucha en defensa de las mujeres indígenas zapotecas de su región y era productora de café orgánico.

03/LGL/GMT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más