Inicio Continúa sin resolverse el caso de Nadia Alejandra

Continúa sin resolverse el caso de Nadia Alejandra

Por Guadalupe Cruz Jaimes

Después de más de cinco años de litigio, a fines de este mes Felipe Landeros, juez Tercero de lo Penal de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México, emitirá su veredicto sobre el asesinato de Nadia Alejandra.

Nadia Alejandra fue asesinada por su esposo, Bernardo López Gutiérrez, ayudado por su hermano Isidro, apodado “Matute”, ante su hija de 2 años y sus hijos de 4 y 5 años de edad, únicos testigos del homicidio que se llevó a cabo el 12 de febrero de 2004 en Villa Nicolás Romero, Estado de México (Edomex).

Los hijos de Nadia, César y Andrés, ahora de 10 y 9 años de edad respectivamente, rindieron su declaración “clara y precisa”, según evaluaciones psicológicas, ante las autoridades de Cuautitlán Izcalli, días después de la muerte de su mamá.

De acuerdo con Marcos Francisco López, integrante de la Oficina de Defensa de los Derechos de la Infancia y abogado de la familia de la joven, la sentencia del juez Landeros debe tomar en cuenta las irregularidades registradas en el proceso de investigación y emitir un veredicto condenatorio contra Isidro López Gutiérrez, inculpado por la muerte de la mujer de 24 años de edad.

Según las declaraciones de los menores de edad, las cuales ampliaron en distintas ocasiones durante la averiguación, Bernardo e Isidro López Gutiérrez golpearon a Nadia, la introdujeron a la cisterna y después, con una soga enredada al cuello de la joven, la colgaron de una viga en el baño de su casa.

Los hechos fueron denunciados ante la autoridad ministerial mexiquense por la madre de Nadia, María Antonia Márquez, quien manifestó lo que sus nietos le mencionaron y los antecedentes de violencia que experimentaron en vida la joven y sus hijos.

Cabe mencionar que el Estado de México es la entidad federativa con mayor número de crímenes contra mujeres y niñas: de agosto a diciembre de 2008 ocurrieron 94 asesinatos, según el informe del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), titulado “Una mirada al feminicidio en México”.

A nivel nacional, la mayoría de las mujeres asesinadas tenían entre 21 y 40 años de edad, y alrededor de un cuarta parte del total fallecieron a manos de sus parejas íntimas. Los datos refieren que seis de cada 10 homicidios de mujeres ocurrieron en sus viviendas.

ANTECEDENTES DEL CASO

La primera vez que María Antonia llegó ante las autoridades del Estado de México por la violencia que sufrió su hija a manos de su pareja y padre de su hija e hijos fue más o menos nueve meses antes de la muerte de Nadia.

En mayo de 2003 denunció la desaparición de su hija ante el Centro de Apoyo para localización de Personas Extraviadas y Ausentes. Una semana después apareció y en compañía de su mamá levantaron un acta en el Edomex por agresiones y secuestro en contra de Bernardo López.

Luego, Nadia Alejandra migró con su hija e hijos a Puebla, donde permaneció dos meses. A su regreso su ex pareja la convenció de volver con él, y pese a que la violencia en su contra aumentó, se quedó por temor a que su agresor asesinara a alguno de sus hijos o a su hija, amenaza constante en los últimos años de vida de Nadia, relató María Antonia.

“GRAVES” ANOMALÍAS

Las irregularidades iniciaron desde que se levantó el cuerpo de la joven en su domicilio, no hubo una correcta descripción del lugar de los hechos y la soga desapareció, a pesar de ser un “indicio fundamental que se debe preservar hasta la conclusión”, señaló a Cimacnoticias Noé Guillén, perito en criminalística que realizó el dictamen por el que fue posible que le consignaran a la madre de Nadia la averiguación previa por homicidio.

Los peritos y personal del Ministerio Público tampoco sellaron el lugar, lo que permitió que días después del homicidio, familiares de Bernardo e Isidro quemaran lo que había al interior de la casa de Nadia, lavaran la cisterna e incluso le colocaran una tapa nueva, según testimonios de personas vecinas del domicilio.

Asimismo, Guillén calificó como “absurdo” el argumento de las autoridades mexiquenses para no analizar la camisa con sangre que fue extraída del domicilio de Nadia: “ropa con sangre no se revisa por higiene”, indica el acta.

El criminalista sostiene que el tipo de nudo con el que se encontró la soga tuvo que haberlo hecho un tercero. En la posición en que se halló el cadáver, una sola persona no pudo realizarlo. Estas faltas, dice el experto, no pueden llamarse “errores humanos; existe algún tipo de interés, de corrupción”.

Cabe mencionar que Antonia Márquez interpuso una demanda el pasado 5 de febrero ante la Mesa de Responsabilidades de Tlalnepantla, Estado de México, contra quien resulte responsable de las irregularidades cometidas durante la investigación.

Pese a las anomalías, en un inicio las autoridades determinaron que Nadia Alejandra había muerto por suicidio. Pero la madre solicitó que se investigara la causa y forma de la muerte de su hija, y presentó un peritaje en criminalística que sostenía que Nadia fue asesinada. Para febrero de 2005 se abrió la averiguación para determinar la causa del deceso y responsables en caso de homicidio.

A más de dos años del hecho, la juez Elaine Dolores Nava giró una orden de aprehensión contra Isidro López Gutiérrez, “Matute”, el 30 de octubre de 2007, quien fue detenido al mes siguiente. Desde esta fecha permanece en el área de Prevención del Delito de la Procuraduría estatal, en Cuautitlán Izcalli, en espera del veredicto.

En tanto, Bernardo López continúa prófugo desde el homicidio de Nadia, sin que las autoridades de la PGJEM solicitaran durante los cinco años y medio que lleva el proceso alguna fotografía o retrato hablado de uno de los dos homicidas de Nadia, según el testimonio de los hijos de ambos.

09/GCJ/LG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content