Continuará el CAIS su labor con trabajadoras sexuales

SALUD
   Elabora un modelo de atención psicoterapéutica
Continuará el CAIS su labor con trabajadoras sexuales
Por: Miriam Ruiz
cimac | México, DF.- 15/11/2002

El Centro de Atención Integral y Servicios (CAIS), destinado a apoyar a cerca de 300 trabajadoras sexuales que laboran en la tradicional zona de La Merced en esta ciudad, continuará sus tareas con proyectos como el modelo de atención psicoterapéutica a las usuarias.

El pasado 3 de julio la directora del CAIS, Elizabeth Jiménez, denunció que con la gestión del ombudsman Emilio Álvarez Icaza se percibía una falta de interés hacia el centro fundado con el apoyo de la otrora secretaria técnica Teresita de León.

Esta mañana, al participar en el Primer Foro por la Construcción de Derechos Humanos de la ciudad de México, Beatriz Gazcón, encargada de un proyecto de investigación psicológica en el CAIS definió la vida de las trabajadoras sexuales como una esquizofrenia social.

Al tiempo que ellas "en cada encuentro se exponen", generan mecanismos para proteger a sus allegados del estigma, dado que la mayoría de ellas tiene hijos. Mientras que por un lado reivindican la dignidad de su trabajo, generan discursos de defensa y viven con resignación y rencor.

La investigadora refirió que una parte de sus conflictos parten de confrontar su realidad con los valores tradicionales femeninos, donde se enseña que las mujeres "decentes" tienen un hombre del cual depender, por ejemplo.

Por eso, el CAIS, en su tercer año de existencia, se propone generar un trabajo entre las usuarias del centro donde ellas vean las posibilidades de un cambio en su visión de las mujeres, así como reivindicar su capacidad de organización, que se ve minada por la desconfianza hacia las mafias.

El CAIS, dependiente de la CDHDF, ha establecido vínculos con otras instituciones del gobierno local como el Instituto de las Mujeres del Distrito Federal y el Instituto de Asistencia Social (IASIS).

Gazcón informó de una investigación según la cual las trabajadoras sexuales suelen tener historias de violencia sexual, que antecede en el cuerpo de la mujer al que ellas puedan vivirlo como mercancía.

Un estudio anterior de la CDHDF consigna que al menos dos mil trabajadoras sexuales de la zona de La Merced son hostigadas, amenazadas y sobornadas por sus parejas sentimentales.

De ellas, 28 por ciento fueron inducidas por su pareja para ejercer la prostitución, 24 por ciento dijeron que su compañero tiene relaciones sexuales con otras trabajadoras sexuales de la misma área, y 11 por ciento afirmó haber tenido tratos sexuales con algún policía de la zona.







       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.