Inicio Correrán del Ejército a enfermos de SIDA

Correrán del Ejército a enfermos de SIDA

Por la Redacción

Los militares mexicanos que resulten seropositivos, serán dados de baja del Ejército mexicano debido a una nueva ley que considera el VIH/SIDA como una enfermedad que inhabilita a quien la padece, informó hoy el abogado Pedro Morales Aché, especialista en Derechos Humanos, para quien la medida es discriminatoria.

Morales Aché señaló a Notiese que esta medida fue publicada en el Diario Oficial de la Federación del pasado nueve de julio, lo que le da carácter de ley, y aprobada por el Congreso de la Unión a propuesta del presidente Vicente Fox.

Si bien las bajas arbitrarias en el Ejército han sido una práctica que se da desde mediados de los años ochenta debido a que la ley anterior se promulgó en 1976, cuando aún no se conocía el VIH, en los años que la epidemia comenzó a impactar a la milicia, la ley se interpretaba de manera ambigua.

El nuevo ordenamiento da legalidad a las bajas, ya que la ley considera que “la seropositividad a los anticuerpos contra los virus de la inmunodeficiencia humana confirmada con anticuerpos suplementarios… es un padecimiento de origen inmunológico rebelde al tratamiento y de difícil control”.

Esto está establecido en las categorías 81 y 82 del artículo 226 de la Ley del Instituto de Seguridad Social para las Fuerzas Armadas Mexicanas (ISSFAM), que en tres categorías enumera 239 grados de accidentes o enfermedades que dan origen a “retiro por inutilidad” de la institución castrense, agregó la fuente.

Testimonios recabados por NotieSe, revelan que cuando un miembro del Ejército mexicano, de cualquier rango, resulta VIH positivo se le da de baja inmediatamente, en muchas ocasiones sin los beneficios institucionales que le garanticen seguir recibiendo atención médica y tratamiento.

Morales Aché, quien ha llevado como abogado civil 18 juicios de amparo promovidos por militares seropositivos, considera que con la aprobación de esta ley, que es completamente discriminatoria hacia los militares que viven con VIH, Fox está avalando la violación de derechos que de antemano la Secretaría de la Defensa Nacional venía haciendo.

“Es un hecho claro que realizarles pruebas obligatorias de detección sin consentimiento informado, pruebas de detección como requisito para la promoción de grado, nula consejería o asesoramiento una vez detectado el VIH/SIDA, segregación pública de las unidades, estigmatización y baja por una supuesta ´inutilidad´, era completamente atentatorio a sus derechos”, dijo.

El experto sostiene que desde antes del decreto, el Ejército ha aplicado erróneamente la causal prevista en la fracción 117 de la primera categoría de las tablas anexas a la ley del ISSFAM, que señalaba como causa de retiro “la susceptibilidad a infecciones recurrentes atribuibles a estados de inmunodeficiencias celulares o humorales del organismo, no susceptibles de tratamiento”, que no es el caso de la infección por VIH, ya que ésta sí es susceptible de tratamiento, pero con el nuevo ordenamiento del ejecutivo federal estamos ante un caso de inconstitucionalidad, es decir, “que la norma por sí misma viola el derecho a la no discriminación”.

Esta propuesta, agregó, “no fue refutada por ningún legislador en su momento, lo que es muy grave, ya que con leyes como ésta abren las puertas para que las personas que viven con VIH empiecen a ser discriminadas por las propias leyes en otras materias, como la misma seguridad social, o que este ordenamiento se traslade al ámbito laboral”.

Por su parte el general de división retirado, Alvaro Vallarta Ceceña, actual diputado federal por el PRI, afirmó a NotieSe que estos nuevos ordenamientos no son violatorios de los derechos de las personas que viven con VIH, pues cuando un soldado entra al Ejército, lo hace de manera voluntaria.

“Cuando firmamos el papeleo aceptamos las leyes militares que solamente nos rigen a nosotros. En esas leyes se especifican las causales de baja, por lo que cuando aceptamos ser parte del Ejército nos estamos comprometiendo a mantenernos sanos, con un peso adecuado y tener una conducta intachable”, asegura Ceceña.

Al ser cuestionado sobre la norma que otorga mayores beneficios a aquellos militares que tienen más de 20 años de servicio, el general retirado y miembro de la Comisión de Seguridad de la Cámara de Diputados, mencionó que es lo mismo que sucede en una empresa: “quien más tiempo tiene más beneficios recibe”.

No obstante, consideró que “sí sería bueno hacer una revisión de las leyes para que los técnicos y abogados en la materia pudieran regularlas y no afecten a alguien que tiene menos de 20 años”.

Respecto a la limitante de intervención de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), el legislador dijo que ese órgano autónomo no puede proceder debido a que “el militar que entra al Ejército lo hace de manera voluntaria y sabe que antes de 20 años puede causar baja por las categorías o causales de inutilidad, por lo que está aceptando voluntariamente esas disposiciones. Punto”.

Es decir, ¿cuando un militar ingresa al Ejército está firmando su renuncia al mismo tiempo?

– Así es, definitivamente.

¿Y no es violatoria esa norma?

– La misma Constitución establece que los militares se regirán por su propia ley. Y te hablo como soldado, cuando yo acepto las leyes marciales, me tengo que sujetar a esta reglamentación. Por eso es muy importante que los militares usen bien su preservativo, para que no se infecten y causen baja, sentenció.

2003/NS/MEL

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más