Inicio » Critica prelado, derecho de las mujeres a decidir en España

Critica prelado, derecho de las mujeres a decidir en España

Por la redacción

El presidente de la Pontificia Académica para la Vida, el español Ignacio Carrasco de Paula, crítico la reciente aprobación del aborto en España, donde las mujeres podrán acceder a ese derecho y elogió a Daniel Ortega, presidente de Nicaragua, quien resiste con “valentía” en su país para aprobar leyes a favor del aborto, incluso el terapéutico.

En una entrevista difundida por la revista italiana “Il Consulente Re”, el religioso español, manifestó su rechazo a la nueva ley aprobada en España, que considera el aborto como un derecho de la mujer, para decidir lo que ella quiera, sin consultar ni dar cuentas a nadie de su elección.

El integrante del Opus Dei, además calificó esa ley como “insensata” y dijo que José Luis Zapatero, presidente de España “no tiene idea fija de lo que es el tema de los derechos, puesto que él promueve todo lo que se le presenta como un derecho, sin entender qué cosa es un derecho”.

La Ley Orgánica de Salud Sexual y Reproductiva que permite el aborto libre en España a partir de las 14 semanas de gestación, fue aprobada por el Gobierno Español en febrero pasado, y entró en vigor el 1 de julio del 2010.

Dicha ley permite el aborto a las mujeres desde los 16 y 17 años de edad sin el consentimiento de sus padres, aunque obliga a que éstos estén informados al respeto.

Carrasco de Paula, agregó que el problema del aborto es serio y no sólo en España, ya que varios gobiernos de países como Argentina con los Kirchner o Chile con Bachelet en América Latina, por citar algunos, han tomado acciones a favor del aborto, básicamente por “ideales o por presiones económicas”.

Pero, aún con ello, comentó que los gobiernos se pueden resistir a tomar acciones en el tema, como el caso del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, donde el aborto es penado en todos los casos.

En Nicaragua, el 26 de octubre del 2006, el aborto dejó de ser un derecho y se penalizó, principalmente la práctica del aborto terapéutico, el cual consiste en interrumpir el embarazo en caso de que la vida de la madre o el feto corran peligro.

Esa situación ha provocado que la muerte de mujeres por la práctica de abortos inseguros se incremente en el país. Un ejemplo de ello es el caso de Amalia, una joven de 27 años de edad, diagnosticada con cáncer y quien fue obligada a continuar con su embarazo.

El gobierno nicaragüense argumentó que la ley no permitía el aborto, y decidió tratar la enfermedad y no interrumpir la gestación.

Luego de ocho sesiones de quimioterapia, Amalia enfrentó en julio pasado un parto prematuro y el feto nació muerto.

10/GM/LR/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más