Inicio » Cualquier política de desarrollo debe incluir a los indígenas: Navin Ra

Cualquier política de desarrollo debe incluir a los indígenas: Navin Ra

Por Sonia del Valle

Toda política de desarrollo debe promover la participación e inclusión de los 40 millones de indígenas que habitan en América Latina y el Caribe. Este es el mandato y por ello el Banco Mundial se encuentra en un proceso de revisión de su política sobre pueblos indígenas.

Lo anterior fue señalado por Navin Rai, especialista en desarrollo social, quien tiene a su cargo la consulta que realiza el Banco Mundial en todo el mundo sobre los pueblos indígenas, cuyo objetivo es lograr que el proceso de desarrollo fomente el respeto a su dignidad, sus derechos humanos y cultura.

En entrevista con esta agencia de noticias, indicó que es cada vez mayor el reconocimiento de la necesidad de que los pueblos indígenas participen en la elaboración de las políticas de desarrollo que se ponen en práctica en sus países, por lo que hasta ahora, dijo, “ningún país se opone a este proceso”.

Señaló que en México se realiza por primera vez este tipo de consulta, la cual busca recoger los puntos de vista que las organizaciones indígenas, los especialistas y organizaciones no gubernamentales pueden aportar e incluirlas al elaborar los proyectos y programas que financia el Banco Mundial a petición expresa de los gobiernos.

Ese proceso de consulta mundial con los pueblos indígenas comenzó en 1998 cuando se elaboró el primer borrador de la nueva política, la cual es un instrumento obligatorio para quienes elaboran o asisten técnicamente en la creación de los proyectos que los gobiernos pondrán en practica con un préstamo del Banco Mundial.

Hasta ahora, sostuvo, se han realizado consultas directas con las organizaciones indígenas en 40 países, en donde han participado más de siete mil organizaciones indígenas, expertos, académicos interesados en el tema y organizaciones no gubernamentales.

En respuesta a los señalamientos que le hicieran el día de ayer sobre la escasa participación de las organizaciones indígenas del país, el especialista sostuvo que si bien las consultas no buscan ser grandes asambleas democráticas con la participación de todos los pueblos indígenas, si han sido lo suficientemente plurales de manera tal que recogen el mayor número de puntos de vista de todos los interesados en el proceso y la temática.

En el marco de la Consulta Técnica sobre la Política del Banco Mundial relativa a los Pueblos Indígenas que se realiza en esta ciudad y por primera vez en el país, Shelton Davis, encargado del proceso de consulta en América Latina, explicó por su parte que la mejor manera de que los pueblos indígenas participen en las decisiones que afectan su desarrollo es tomarlos en cuenta y reconocer que ellos tiene ese derecho.

Al mismo tiempo, dijo Davis, las políticas de desarrollo deben garantizar los mecanismos de inclusión para que las personas puedan cambiar sus condiciones de vida sin perder su propia identidad.

A esta consulta nacional que convocó el Banco Mundial junto con el Instituto Nacional Indigenista, se dieron cita representantes de distintas etnias como los nahuas, mixes, amuzgos, huicholes, zapotecas, quienes resaltaron durante el diálogo que denominaron intercultural que este proceso no es una consulta que validen, ya que no tienen la representatividad de sus comunidades, así como tampoco contaron con la información necesaria previa para poder dar una opinión sobre la nueva política del banco para el desarrollo de los pueblos indígenas.

De acuerdo con el Banco Mundial, los principales objetivos de la política relativa a los pueblos indígenas son reducir la pobreza y promover el desarrollo sustentable, fortalecer la capacidad de los pueblos indígenas para trabajar en su propio desarrollo; demostrar la importancia del papel que juegan los pueblos indígenas en el manejo de los ecosistemas frágiles y la conservación de la biodiversidad.

En la década de los noventa, el Banco Mundial aprobó 109 proyectos que involucraban a los pueblos indígenas, de los cuales 22 fueron puestos en práctica con recursos del propio banco y del Fondo para el Medio Ambiente Mundial por un total de 250 millones de dólares.

De esa cartera de proyectos en México, se puso en operación el Programa Forestal Comunitario con un financiamiento de 15 millones de dólares, que opera en Oaxaca y el sureste mexicano.

Ese proyecto, a decir del Banco Mundial, apoya a las comunidades a mejorar la gestión de la extracción de madera, preparar planes de conservación para las áreas forestales, acceso al crédito, al mercado y a la tecnología, y fue diseñado apegado a la directriz operacional 4.20, que es la que rige la política del banco en relación con los pueblos indígenas.

Esta directriz operacional es la que el Banco Mundial quiere modificar con el proceso de consulta que realiza en todo el mundo, el cual culminará el próximo 14 de diciembre.

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: