Inicio Cuando el festejo es reflexión

Cuando el festejo es reflexión

Por Nashieli Ramírez*

El 29 de abril, en el marco del Día de las y los Niños, un grupo de organizaciones de la sociedad civil convocó a la reflexión de los pendientes en la agenda de políticas públicas en nuestro país.

Se hizo un recorrido de las diferentes violencias, desde esa que pensamos que no es violencia, la de los pellizcos, la de las nalgadas, hasta la que están expuestos millones de niños en nuestro país en ciudades como Juárez, Monterrey, Reynosa, Culiacán, Torreón y Gómez Palacio.

Pasando por los golpes que dejamos pasar como son los vinculados a la violencia cultural de género, ésa que dispone canchas para niños en las escuelas y un rincón para platicar para las niñas, ésa que está en los imaginarios de niñas y niños y que se convierten en actos y se institucionaliza. Y es que en el juego donde los niños compiten lo que no se nombra no existe.

Transitamos por la violencia estructural que margina de su derecho a la educación a los niños trabajadores, a las niñas jornaleras, a los adolescentes que viven en las calles. Se violenta la salud y el desarrollo de 2.2 millones de niñas y niños indígenas menores de 15 años de edad.

Se abordó la violencia que mata, que provoca orfandad, que encierra a adolescentes y que los criminaliza, y que ha generado miradas de terror hacia las poblaciones juveniles. Ésa que sólo en Juárez y sólo en lo que va de este año ha matado a 50 menores de edad.

Que está dejando miles y miles de niñas, niños y adolescentes que reproducen el esquema de violencia; que están solos o se sienten solos. Adolescentes que renuncian a un proyecto de vida.

Y es que según la Encuesta Nacional de Discriminación 2010 (Conapred), 21 por ciento de las y los niños de entre 9 y 11 años de edad señalan que muy seguido sienten miedo: 48.6 lo sienten pero poco y solamente tres de cada 10 afirma que casi nunca tiene miedo.

Más de una cuarta parte le tiene miedo a la policía. Sumemos a esto que tres de cada 10 considera que la policía es poco importante y 22 por ciento considera que esta figura es nada importante.

Según el reporte de inversión en infancia en México 2007-2010, de la Unicef, de cada 10 pesos que se gastan en la infancia ocho corresponden a educación y salud. Sólo dos pesos se destinan a atender problemáticas como las antes descritas.

Y es que uno de los grandes pendientes en la agenda pública es la generación de un Sistema de Protección Integral. Es necesario que se institucionalice el enfoque de derechos a través de un conjunto articulado de estructuras y políticas públicas.

De un órgano cuya función única sea el impulso y desarrollo de políticas públicas dirigidas a esta población, que actué como defensoría socio-jurídica.

Hoy tocó que Ednica, Gendes, Melel Xojobal, Cauce Ciudadano, Ririki, Organización Popular Independiente y la Red de Derechos de Infancia de Ciudad Juárez, reflexionaran sobre las infancias mexicanas. Hoy celebramos la oportunidad de trabajar con y para las niñas y los niños. Hoy festejamos reflexionando.

*Directora de Ririki Intervención Social. Experta en infancia, adolescencia y sus derechos.

11/NR/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content