Cuando los jóvenes hablaron... sobre el caso de Tecate, BC

Población
    "A mí ningún loco me va a prohibir salir de mi casa"
Cuando los jóvenes hablaron... sobre el caso de Tecate, BC
Por: Sonia del Valle
cimac | México DF.- 24/05/2002

"A mí ningún loco me va a prohibir salir de mi casa. Yo tengo que hacer muchas cosas, no sólo porque salgo tarde de la escuela sino porque voy al cine, salgo con mis amigos. A ver, por qué mejor no hacen toque de queda para los adultos; la mayoría de los delincuentes son adultos, no preparatorianos".

Esta es la respuesta de Gabriela, una joven de 17 años y estudiante de preparatoria. Al ser entrevistada acerca de la prohibición que hiciera el presidente municipal de Tecate, Baja California, incrédula expresó: "¿Qué me estás diciendo?"

Con ella también estaba Patricia, quien además de estudiar en las mañanas trabaja por las tardes en un supermercado: sale a las 22:30 horas. "¡Imagínate que aquí se les ocurriera lo que se le ocurrió a ese señor que dices, a ese presidente municipal! ¿Él me va a dar el dinero que gano por trabajar?"}

A otros jóvenes que nos acercábamos para pedirles su opinión simplemente se reían y añadían: "El tipo está loco." Jorge, por ejemplo, asegura que "no le compete a la autoridad decidir si nos dan chance de salir o no. Ésa es bronca nuestra y de nuestros jefes, pero no del gobierno."

"Más que ponerse a ver qué hacemos y dónde estamos los jóvenes en la noche, los gobernantes debería de ponerse a trabajar y sacar a los delincuentes de las calles o a los vendedores de drogas de las esquinas de las escuelas", afirmó Ana María, quien todavía sorprendida, sostuvo "No es posible que sigan creyendo que nos pueden decir qué hacer y cómo hacerlo."

Coincidente con Ana María, Martha enfatizó enérgica luego de enterarse lo que conversábamos con su amiga: "Los jóvenes tienen derechos y ahora no es como antes, que con un grito o una decisión autoritaria, venga de quien venga, nosotros la vamos a obedecer ciegamente. Si no nos conviene, pues no lo hacemos. Punto."

Por su parte, algunas madres de familia entrevistadas por separado, fueron unánimes en su respuesta. Tal es el caso de Rocío, que pensando en su hijo de 16 años sostuvo: "No es la autoridad la que debe decidir si nuestros hijos salen o no de noche," porque, como afirmó, "quien va a cometer actos delictivos lo hace de día o de noche: eso no tiene horarios".

En tanto Pilar, cuyo hijo tiene 18 años, comentó que esta es otra generación y son otros los tiempos, por lo que la represión no es el camino adecuado.

"Hoy los padres debemos tener mayor comunicación con nuestros hijos e hijas. Ellos responden de mejor manera cuando al tomar cualquier decisión, ponerles límites o corregirlos, se les explica y se les toma en cuenta."







       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente