Inicio Cuba: propagación del cacao con manos de mujer

Cuba: propagación del cacao con manos de mujer

Por Redaccion

A pesar de que las mujeres rurales, en su mayoría agricultoras, suman más de un cuarto de la población mundial, solo el dos por ciento de ellas son propietarias de la tierra trabajada.

En los países en desarrollo, las mujeres son las principales productoras de alimentos; en África producen el 80 por ciento de los comestibles de la población, en Asia el 60 por ciento y en América Latina el 40 por ciento, informó Prensa Latina en su especial Mujeres del Tercer Milenio.

Las mujeres también contribuyen de manera importante al desarrollo económico de las comunidades donde habitan, tanto mediante el trabajo remunerado que realizan en explotaciones, como el no retribuido, desempeñado en los hogares.

El papel de las agricultoras en el mantenimiento de las rentas agrarias ha sido y es cada vez más decisivo: la presencia femenina en ese sector aumenta predominantemente en la producción de café, cacao, azúcar, soya, productos naturales, biológicos y orgánicos, entre otros.

Sin embargo, en las naciones pobres para ellas hay muy pocas alternativas debido a las limitadas posibilidades de acceso a parcelas, créditos u otros recursos, así como las escasas influencias en la toma de decisiones.

Fuera de la agricultura de subsistencia, la única forma que tienen de garantizar o completar los ingresos es dedicándose a diversas actividades en pequeña escala dentro del sector informal, como el comercio de alimentos elaborados o preparados y la reventa de productos básicos.

Este proceso de empobrecimiento relativamente mayor de las mujeres, que se ha dado en llamar feminización de la pobreza, continúa también porque se combina con una tendencia a favorecer a los hombres en las políticas de investigación agrícola, extensión y desarrollo.

Dentro de la estructura mundial actual del poder y la orientación de la investigación y sus aplicaciones, las biotecnologías modernas aumentarán aún más la brecha que separa a hombres y mujeres, a ricos y pobres, aseguran especialistas en el tema.

En este contexto, Cuba desarrolla estrategias que ponderan el trabajo agrícola de ellas. Ejemplo de ello es el proyecto de desarrollo rural denominado Propagación de cacao con manos de mujer, que tiene lugar en una zona de la región oriental del país, a mil kilómetros de la capital de la isla.

El proceso pasa por varias fases: siembra de semilla, injerto y traslado hacia las entidades productivas, lo que ha permitido generar una fuente de empleo para la población femenina de la comunidad, en el municipio de Baracoa, provincia de Guantánamo, explicaron expertos.

El proyecto, presentado durante la Conferencia Internacional sobre Ciencia y Tecnología de los Alimentos, CICTA -II, que sesionó recientemente en el Palacio de Convenciones de La Habana, asegura también la capacitación y el acceso a las nuevas tecnologías de las involucradas.

Asimismo resalta la mejoría económica de la vida de las compañeras que en él trabajan, así como el fortalecimiento de la participación de la mujer cubana en actividades agrícolas en aras del progreso social y económico del país, finaliza el Especial de Prensa Latina, Mujeres del Tercer Milenio.

08/VR/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más