Cumple Flor y Canto 10 años en la defensa de las oaxaqueñas

    Avance de las mujeres, pese al machismo
Cumple Flor y Canto 10 años en la defensa de las oaxaqueñas
Por: Soledad Jarquín Edgar, corresponsal
Cimac | Oaxaca.- 13/01/2006

Al cumplirse 10 años de la creación del Centro de Derechos Indígenas "Flor y Canto", su fundadora y directora Carmen Santiago Alonso, sostuvo que aun cuando hay un avance importante en la participación de las mujeres en sus comunidades, éstas continúan marginadas por el hecho de ser mujeres.

En entrevista, Santiago Alonso consideró que es el machismo el principal obstáculo en la vida de las comunidades indígenas oaxaqueñas, lo que repercute dentro de la sociedad y las comunidades que siguen pensando que ellas no tienen derecho a opinar.

Carmen Santiago explicó que estos 10 años de trabajo representan muchas satisfacciones, pero también ha significado persecuciones caciquiles, críticas, el teléfono intervenido y la pretensión de fuerzas extrañas de conocer desde dentro el trabajo que realizan en comunidades indígenas de las sierras norte y sur, la mixteca y valles centrales.

En ese sentido, sostiene que a las misioneras laicas que integran este grupo de trabajo que nació como resultado de los encuentros de pueblos indígenas, organizados por el Centro Diocesano de Pastoral Indígena a finales de la década de los ochenta, y asegura que todavía hay mucho por hacer en Oaxaca.

Santiago Alonso indica que cómo mujeres han visto y vivido la desigualdad y la injusticia, por eso la fuerza nos viene de ahí y de nuestro compromiso de fe, "porque sabemos que existe un Dios que quiere la igualdad entre mujeres y hombres".

Luego de reconocer que las mujeres como los hombres tienen diferentes capacidades y habilidades, la presidenta de Flor y Canto afirmó que en la historia de las naciones americanas, las mujeres han sido madres y maestras, por tanto es tiempo de reconocer su riqueza, apunto.

"Que las mujeres de verdad tengan la libertad de desarrollar sus conocimientos para el bien de ellas, de sus familias, sus poblaciones, estados y de esta país que somos", confió la activista quien apuntó que en estos tiempos electorales, la participación de las mujeres es fundamental y determinante.

Aunque anunció que más adelante se dará a conocer el trabajo de 10 años del Centro de Derechos Humanos Indígenas Flor y Canto, adelantó que la tarea de sensibilización y concienciación entre las mujeres da resultados, pese al todavía existente machismo.

Hoy, sostiene, a pesar de todo, las mujeres están participando en sus asambleas comunitarias, son tesoreras, regidoras municipales y forman parte de diferentes comités, todo ello aún cuando muchas personas, incluso ellas mismas, se siguen cuestionando si deben o no participar las mujeres dentro de la vida política y pública de sus comunidades.

06/SJ