Inicio Cunde el SIDA entre amas de casa

Cunde el SIDA entre amas de casa

Por Silvia Magally

Las mujeres están en grave riesgo de contraer VIH porque no se consideran población en riesgo, mucho menos las amas de casa, quienes sólo se practican la prueba de detección si su pareja o hijos presentan la enfermedad, alertó Kenia Porras, integrante de la Fundación Mexicana de Lucha Contra el SIDA.

La directora de Proyectos Sociales de la Fundación, dijo que es alarmante el repunte de la infección en la población femenina y criticó la carencia de programas preventivos destinados a las mujeres.

Informó que cada mes, la fundación realiza alrededor de 50 pruebas de detección de VIH, de las cuales la tercera parte se realiza a mujeres. De las 50 pruebas practicadas en promedio cinco resultan positivas, cuatro corresponden a varones y una a una mujer.

El año pasado, la fundación atendió a cerca de siete mil mujeres, de entre 18 a 35 años de edad, la mayoría estudiantes o profesionistas, incluidas enfermeras, pero ninguna ama de casa.

Señaló que las mujeres acuden a esta organización seguras de la confidencialidad de la prueba, lo que explica la asistencia de personal del sector salud.

En este sentido, explicó que médicas y enfermeras acuden a realizarse la prueba porque tuvieron contacto con sangre más no por sentirse en riesgo debido a sus prácticas sexuales. Además porque aseguran que muchas veces en los servicios de salud se violenta la confidencialidad de la prueba.

Advirtió que la infección está atacando cada vez a más mujeres al margen de su edad o actividad, pero las más vulnerables son las amas de casa, quienes creen que no se contagiarán porque están casadas, tienen sólo una pareja sexual y aseguran que esa enfermedad sólo les da a las sexo servidoras.

Sin embargo, información de la Red Mexicana de Trabajadoras Sexuales, reporta que en algunos estados como Jalisco, solo el 0.4 por ciento de las trabajadoras sexuales presenta el VIH, mientras el 14 por ciento de las amas de casas está contagiado.

Como se consideran fuera de los grupos de riesgo, o ni siquiera lo reflexionan, las amas de casa no se atreven a negociar con sus parejas el uso del condón por prejuicio, lo que aumenta su vulnerabilidad.

Como ejemplo señaló el caso de una mujer de 60 años de edad, ama de casa, que estaba siendo atendida en el Hospital de Infectología de la Raza a quien se le detectó el virus. La mujer se dijo sorprendida de que a su edad tuviera SIDA cuando ya ni siquiera sostenía relaciones sexuales.

De esta manera hizo ver que los prejuicios, el miedo, y las barreras de género impiden a las mujeres acudir a los servicios de salud para realizarse la prueba del VIH, lo que las convierte en población vulnerable a adquirir la infección.

2003/SM/MEL

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más