Inicio » Daños corporales sufre 80 y 98 por ciento de niñas y niños

Daños corporales sufre 80 y 98 por ciento de niñas y niños

Por Estephanye Reyes

La infancia es vulnerable porque depende de las personas adultas como depositarias de sus derechos, crecimiento y desarrollo. Esto provoca, según la Secretaría de Salud, que 35 por ciento de la violencia contra la infancia de entre 6 y 9 años de edad ocurra como abuso de autoridad en el entorno familiar.

Existen diversas formas de violencia, de acuerdo con la fuente de agresión, modo y lugar donde ésta se produce, como el hogar.

La Convención de los Derechos del Niño señala que para el pleno y armonioso desarrollo de niñas, niños y adolescentes deben “crecer en el seno de la familia, en un ambiente de felicidad, amor y comprensión”.

La realidad es otra. La violencia dentro del hogar es resultado de la estructura familiar basada en el poder.

“EDUCACIÓN”

La violencia familiar se refiere a las formas de abuso que tienen lugar entre los miembros de una familia. Los actos más frecuentes son violencia física, psicológica y sexual.

Dentro del hogar la violencia física es justificada como un correctivo que madres y padres utilizan para “educar” porque tienen “derechos” sobre su descendencia. Se usan golpes con las manos, correas, alambres, cables u objetos diversos, como piedras o zapatos, incluso quemaduras. Entre un 80 y 98 por ciento de niñas y niños sufren castigos corporales.

La violencia psicológica se manifiesta con prohibiciones: no hablar, no jugar, no ver tele, con injurias, insultos, aislamiento y rechazo. Las niñas son discriminadas con relación a sus hermanos varones y no son escuchadas. Los niños explotados económicamente, la adolescencia no tomada en cuenta.

También existe negligencia en el cuidado de la infancia. Hay 100 millones de niñas y niños abandonados en el mundo, de los cuales 40 millones pertenecen a América Latina, dice Unicef.

La Secretaría de Salud señala que cada día en el país 21 niñas y niños sufren relaciones forzosas u otras formas de agresión física y sexual. La violencia sexual es más común en el hogar, donde los agresores son conocidos de la víctima.

La Facultad de Psicología de la UNAM atendió 894 casos de abuso infantil entre 1994 y 2002. El 48.9 por ciento era sobreviviente de abuso sexual que no recibió ningún tipo de ayuda y el 21.8 por ciento tuvo apoyo. La edad promedio de las víctimas era de 6 años y 77 por ciento eran mujeres. Todas las víctimas conocían al agresor.

CIFRAS

El DIF indica que en el primer semestre del 2000 registraron 15 mil víctimas de maltrato. Y dio asesoría psicológica a 7 mil 704 niños y 7 mil 827 niñas.

Las denuncias más frecuentes se referían a maltrato físico (4 mil 705), omisión de cuidados (4 mil 310) y abuso emocional (3 mil 679). 9 de cada 10 agresores eran familiares de la víctima, con edades entre 5 y 13 años. Hubo también denuncias de maltrato a bebés (2 mil 731). Pero muchos casos no se denuncian, entre otras razones por lo difícil que resulta demostrar los daños ante las autoridades.

LEGISLACIÓN

Después de la Convención de los Derechos del Niño se crearon leyes contra la violencia familiar. Un factor para su promulgación fue la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer, signada en 1994, en Belem do Pará, Brasil.

En el DF existe la Ley de Asistencia y Prevención de la Violencia Familiar aprobada en 1996. Otras 19 entidades también han aprobado y el resto cuenta con iniciativas o bien ha efectuado otras modificaciones a sus Códigos Civiles y de Procedimientos Penales. No es suficiente, porque existe un abismo entre leyes y su cumplimiento.

Según Paulo Sérgio Pinheiro, experto independiente de la ONU, sólo 16 países prohíben el castigo físico a niñas, niños y adolescentes en todos los entornos. En general las leyes aceptan el maltrato físico razonable o legal.

Contra la violencia en el hogar y la familia sólo está protegido el 2 por ciento de la población infantil y juvenil en el mundo, según la Global Iniciative to End all Corporal Punishment of Children.

DENUNCIAS

El maltrato infantil no se denuncia porque niñas y niños carecen de condiciones para hacerlo. Y en muchos casos, las madres y padres guardan silencio si el responsable de la violencia es el cónyuge u otro miembro de la familia. En 2002 sólo en 14 por ciento de los casos se dio parte a las autoridades, dice el DIF.

Naciones Unidas propone crear sistemas de denuncia y servicios accesibles y adecuados, como líneas telefónicas y nuevas tecnologías.

LA HISTORIA SE REPITE

La violencia sufrida en la infancia por madres y padres se refrenda en su descendencia. De 60 mujeres que asisten a un grupo de autoayuda por sufrir violencia en la relación de pareja, 61.7 por ciento sufrió violencia física entre los 2 y 17 años de edad; 75.1 por ciento violencia emocional y 64.9 por ciento violencia sexual, dice Karina Delgado, de la Facultad de Psicología de la UNAM.

La violencia entre la pareja también aumenta el riesgo de violencia contra la infancia y la adolescencia en la familia. Estudios realizados en México, China, Colombia, Egipto, Filipinas y Sudáfrica así lo indican.

¿SOLUCIÓN?

Paulo Sérgio Pinheiro recomienda fomentar y fortalecer el desarrollo de lazos familiares donde la violencia o sus manifestaciones se excluyan definitivamente para proteger a niñas, niños y adolescentes.

En 2005, el Comité de los Derechos del Niño recomendó a México que tome medidas relativas a la violencia familiar: prohibir castigos corporales y otros tipos de violencia en todos los entornos; sensibilizar a madres y padres y otras personas que tratan con la infancia y adolescencia sobre modos alternativos y no violentos de disciplina; campañas de información pública para la prevención; aplicar las leyes contra la violencia familiar, y cerciorarse de que las víctimas tengan asesoramiento y asistencia para su recuperación física y psicológica, así como la integración social, incluso facilitando protección.

También procedimientos y mecanismos adecuados para atender denuncias, para un rápido acceso a la justicia y evitar la impunidad de los agresores.

07/ER/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: