Inicio » Daños culturales de la violencia y el narcotráfico

Daños culturales de la violencia y el narcotráfico

La gente de la Sierra ya no quiere sembrar maíz ni cuidar chivas. El fenómeno de la violencia y el narcotráfico ha dejado daños culturales, se ha perdido el amor a la tierra, a la tradición y a la familia, porque se crearon modelos de hombre ideal, con pistola y dinero para sentirse seguros y tener reconocimiento social.

El obispo de la Tarahumara, Rafael Sandoval Sandoval, dio su punto de vista sobre las causas y las consecuencias de la inseguridad que se vive en Chihuahua, de manera específica en la Sierra.Y alerta: ahora la gente en la Sierra también consume drogas, antes no había consumo.

Adelantó que en unas semanas, los obispos de la arquidiócesis de Chihuahua emitirán un documento definitivo sobre la violencia y el narcotráfico, y la Diócesis de la Tarahumara hará lo propio.

Conminó a las autoridades a dar un ejemplo de que no son violentos y que dialoguen con serenidad, a que no se dejen corromper, a que hablen menos y den más testimonio. “Que aprendan de gente sencilla y pobre porque por ahí va el camino”.

El obispo manifestó su preocupación por el dolor y la angustia de tantas personas que viven con incertidumbre y miedo, Lo grave es que se ha vuelto constante y sistemático. Lo más preocupante es que mucha gente tiene sus propias soluciones y éstas a su vez, son violentas.

VIOLENCIA INTERMINABLE

Entre las causas de la violencia y el florecimiento del narcotráfico, mencionó que son muchas, entre ellas que el dinero se ha posicionado como ídolo. “Algunos piensan que el dinero y la ostentación dan seguridad y reconocimiento social, pero es un engaño porque el dinero es un ídolo que ofrece vida pero da muerte”.

La corrupción y la impunidad de las autoridades es otra causa del crecimiento de la violencia, del crimen, así como el miedo porque las personas dejan de hacer lo que deben hacer por amenazas o por temor.

La falta de fuentes de trabajo, sobre todo en la Sierra Tarahumara y la consecuente pobreza es otra problemática. “La Sierra ha estado olvidada de las autoridades por muchos años, sólo se le mira para ver qué traen de allá”.

Entre los daños que se viven en la actualidad, mencionó los culturales como el amor a la familia, a la tierra, a la tradición; los mismos narcocorridos manejan la imagen ideal del hombre, que debe tener dinero y armas para ser reconocido y tener seguridad.

El trabajo legítimo y honrado ya no se busca. Ahora la ley que impera es la del trabajo fácil y sin esfuerzo, lo cual genera corrupción. “Los gobiernos se han olvidado de la tierra”, subrayó.

El obispo Sandoval refirió que los rencores, en el contexto de la violencia, se hacen más profundos y duraderos; se vive en un círculo nefasto: “si me matan a alguien lo voy a vengar matando” y en este terrible panorama se desintegran las familias, aumenta la injusticia y la explotación.

Advirtió además que la confianza en el Gobierno se está viniendo abajo y la alternativa no es la represión. “El Ejército no es la solución, porque su presencia no puede ser permanente”.

“Tengo la convicción de que no es la represión lo que va a solucionar las cosas sino la conversión. La represión no resulta porque lo único que hace es mantener a raya pero no resuelve. El problema sigue latente, sólo con una conversión podemos salir”.

Consideró que en el contexto espiritual, el mayor mal de la sociedad es que ha dejado a Dios de lado, y que “la solución del problema depende de la gente”.

Respecto a los medios de comunicación, indicó que éstos hablan todos los días sobre la violencia y el resultado es que se agrava la situación, porque produce el efecto contrario.

09/PMO/LR/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más