“Danos un hijo y te dejaremos ir: el tráfico de ‘novias’ de Birmania a China

INTERNACIONAL
DERECHOS HUMANOS
   En 2017 226 fueron llevadas a ese país para matrimonio forzado
   
“Danos un hijo y te dejaremos ir: el tráfico de ‘novias’ de Birmania a China
CIMACFoto: César Martínez López
Por: la Redacción
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 09/04/2019

Durante el año 2017 226 mujeres fueron traficadas de Birmania a China con fines de trata para matrimonio forzado y para agosto de 2018, la policía de Birmania -desde su departamento especializado en trata de personas- informó que, en los primeros siete meses de 2018, documentaron 130 casos de trata, de los cuales 96 involucraron a mujeres vendidas para matrimonio forzado en China.

Lo anterior se documentó por la organización Human Rights Watch (HRW) en su informe “Danos un hijo y te dejaremos ir: el tráfico de ‘novias’ de Kachin desde Birmania a China” publicado el pasado 21 de marzo.

Aunque existen cifras, éstas son solamente una pequeña proporción del número total de casos, ya que muchas desapariciones de mujeres no se reportan, por lo tanto, mujeres y niñas víctimas de trata nunca se localizan. Sumado a esto, quienes logran escapar prefieren mantener sus historias en secreto debido a los prejuicios que esto puede provocar en sus comunidades.

Para visibilizar la problemática HRW dio voz a 73 víctimas. De ellas, 37 fueron mujeres y niñas de la etnia Kachin de Birmania, quienes escaparon de China después de ser víctimas de trata y ser vendidas como “novias”.

“24 víctimas de las 37 fueron traficadas en 2010; los casos más recientes involucraron tráfico en 2016 y 2017. 12 entrevistados adicionales fueron traficados entre 2002 y 2009. La primera experiencia de tráfico descrita por un sobreviviente que entrevistamos ocurrió en 1986”, se detalla en el informe.

22 de los sobrevivientes entrevistados fueron detenidos en China por un año o más; 11 durante tres años o más. El tiempo más largo en cautiverio fue de 9 años. 12 entrevistados tenían menos de 18 años cuando fueron víctimas de trata; el más joven tenía 14 años.

EL ORIGEN DE LA PROBLEMÁTICA

En China hay “escasez de mujeres”. Este país tiene una gran y creciente brecha entre el número de mujeres y hombres, impulsada por la discriminación de género y exacerbada por la “política de un hijo” impuesta por el gobierno desde 1979 hasta 2015.

“Esta brecha ha creado una grave "escasez de novias" entre los grupos de edad con más probabilidades de estar buscando un cónyuge”, explica el informe.

De acuerdo con el censo del gobierno chino de 2000, en el período de 1996 a 2000 nacieron más de 120 niños por cada 100 niñas, un grupo que ahora tendría entre 19 y 23 años. Sin embargo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una proporción normal al nacer es de aproximadamente 105 hombres y 100 mujeres.

Este desequilibrio de género “está dejando a muchos hombres chinos sin esposas. Para el 2030, las proyecciones sugieren que 25 por ciento de los hombres chinos en sus últimos 30 años nunca se habrán casado. Por eso, algunas familias están dispuestas a comprar una novia traficada de Birmania”.

PRINCIPALES HALLAZGOS

Dentro de las situaciones que provocan el incremento de esta problemática se detectaron: las barreras en la educación en Birmania, el conflicto armado en esta zona, atractivos empleos que se ofrecen a las víctimas, así como promesas falsas, a menudo de familiares y amigos.

Las sobrevivientes de trata de personas entrevistadas para este informe fueron vendidas por 3 mil (56 mil pesos mexicanos)  y 13 mil dólares (250 mil pesos aproximadamente).

“Los traficantes usaron el engaño para llevar a las mujeres a la esclavitud sexual. La mayoría de las mujeres y niñas fueron reclutadas por alguien a quien conocían y en quien confiaban”, se lee en el informe. A otras mujeres se les dijo que después de cruzar la frontera les esperaba un trabajo. Sin embargo, al llegar a China esto no era real.

Una gran barrera que enfrentan las víctimas al llegar a este país es el idioma, al ser incapaces de comunicarse no tienen más remedio que permanecer al lado de su traficante para posteriormente ser llevadas a las familias.

“Las sobrevivientes dijeron que las familias que las compraron parecían más interesadas en tener un bebé que una “novia”. Algunas fueron sometidas a tratamientos de fertilidad forzada. La mayoría de ellas sufrieron abusos físicos y emocionales continuos, además de la esclavitud sexual”.

"Le creí y pensé que era muy afortunada", dijo Seng Ja Ban, sobre la mujer que le ofreció pagar sus gastos de viaje y comida en el camino a un trabajo de restaurante en la frontera. La mujer vendió a Seng Ja Ban, quien estuvo en cautiverio durante cinco años y después logró escapar, pero sin el hijo que procreó durante su cautiverio.

RECOMENDACIONES

Las autoridades de ambos países no realizan investigaciones, no buscan a las mujeres y tampoco detienen a los traficantes. Ante esto, HRW recomendó lo siguiente:

Birmania y China deben implementar acuerdos para brindar prevención efectiva y coordinada contra la trata de personas.

Ambos países deben “colaborar en el fortalecimiento de los esfuerzos en la frontera para crear conciencia sobre el riesgo de la trata, detectarla y ayudar a las víctimas, así como mantener una lista compartida de presuntos traficantes”.

Además, China debe poner fin a la práctica de encarcelar a las sobrevivientes debido a violaciones de migración y ayudarles a regresar a Birmania.

Como extra, HRW solicita a Birmania reformas legales. En este país se deben impulsar leyes para fomentar la igualdad de género, “incluyendo la ilegalización de la violación marital, mejorar la respuesta del Estado a la violencia doméstica, establecer la edad mínima para contraer matrimonio a los 18 años sin excepciones y prohibir el matrimonio forzado y la dote”.

Se debe “revisar el marco legislativo relevante para los esfuerzos contra la trata de personas, incluida la Ley de lucha contra la trata de 2005, para garantizar que sea exhaustivo y esté en línea con las normas internacionales, que incluye: definir la niñez como cualquier persona menor de 18 años y asegurar que la ley otorgue igualdad de trato a mujeres y hombres” concluye el informe.

19/BCHT/LGL