De la diferencia sexual, a la violencia social

VIOLENCIA
    COLUMNA
De la diferencia sexual, a la violencia social
Por: Graciela Nieto Urroz
cimac | México, DF.- 30/11/2004

¿Cuánto pesa buscarse un destino distinto al que se eligió para las mujeres?. Históricamente se negó la palabra al sexo femenino, al marginársele de espacios determinados y descalificar si se va más allá del campo asignado socialmente. Ahora se niega la libertad de caminar en otros sentidos tanto en la calle, como en la casa.

¿Qué ocurre en León y en otros lugares dónde las mujeres están siendo violentadas con tanta rabia? ¿Por qué les molesta que se haya traspasado las barreras entre lo privado y lo público?

Los 22 crímenes cometidos en los últimos tres años en los municipios de León, Irapuato, San Francisco del Rincón y Cortázar -entre otros-, no son "hechos aislados", como lo han señalado funcionarios responsables de la procuración de justicia.

Si bien no tienen el común denominador del mismo autor material, forman parte ya, de un fenómeno social llamado "violencia de género", concepto ampliamente usado por la Organización de las Naciones Unidas para definir cualquier acción, omisión o conducta directa o indirecta mediante la cual se causa sufrimiento físico, sexual o mental en contra de las mujeres.

A veces, esta violencia puede ser practicada conscientemente para perpetuar el poder y el control masculinos, de todas formas el efecto es tan fuerte que refuerza la subordinación femenina.

Hace menos de medio siglo, el mayor valor asignado a las mujeres, consistía en las virtudes relacionadas con la paciencia, el silencio y la inmovilidad mientras que el sentido de la vida se situaba a través del cuidado de otros.

Analizando los casos de las mujeres asesinadas encontramos que de cierta manera, con su conducta ellas "transgredieron" alguna norma implícita en las relaciones de pareja o en cuanto a la identidad social de ser mujer; pero no se malinterprete, no llevaban una "doble vida" . La vida no es doble, sino compleja.

Al utilizar esta idea me refiero a que dichas mujeres sacrificadas, tocaron algún punto de poder entre los sexos, que tiene que ver con negarse a continuar con una relación conyugal que no les permitía desarrollarse, ejercer su derecho de salir a divertirse solas, cuestionar y exigir sobre el gasto del salario, estar fuera de su casa hasta entrada la noche, o negarse a una relación sexual, entre otros asuntos.

Quizá porque estas mujeres, como muchas otras que en silencio guardan experiencias desagradables por el hecho de ser mujeres, no fueron educadas para asumir un destino basado en aprendizajes sociales asignados a cada sexo.

Todos los casos son aterradores todas las víctimas fueron encontradas con señales de violencia: María de Jesús Martínez de 17 años fue violada y estrangulada cerca de un poblado rural, su caso está en investigación; Luz María Flores Hernández de 26 años y embarazada, fue degollada en su propia casa durante una mañana, su caso tampoco está resuelto, aunque existen sospechas sobre familiares próximos.

Sanjuana Neri de 31 años de edad, es quizá uno de los casos que más conmovió a la sociedad leonesa por la brutalidad con que se llevó a cabo, ya que fue violada, desollada y arrojada a un baldío a sólo seis calles de su casa ubicada en la colonia "Las Joyas" una colonia marginada y de alta peligrosidad en este municipio.

Rosaura Martínez de 31 años, fue asesinada a martillazos por su esposo adicto a la cocaína; Denisse Lucía Muñoz, violada y asesinada en su casa en una colonia de alto nivel económico, por un exnovio y aunque las autoridades consideran su caso resuelto, el homicida -también de posibilidades económicas y con amigos "influyentes"- tuvo la oportunidad de huir. Éstos son algunos ejemplos.

La Procuraduría General de Justicia del Estado de Guanajuato (PGJG), los señala oficialmente como resueltos; incluso cuentan con el nombre del o los homicidas, En la mayoría de los asesinatos, -asegura la Procuraduría, el crimen fue cometido por un amigo, conocido, esposo o novio, aunque no todos se encuentran en la cárcel.

El fenómeno del feminicidio en León, el municipio con mayor número de habitantes en Guanajuato, está enmarcado en el contexto de "violencia intrafamiliar" y se relaciona con drogas o narcotráfico. Lo cierto es que nunca antes se habían dado aquí tantos casos y con tanta saña.

Incluso hay algunos crímenes con características de satanismo o de tráfico de órganos y fuentes policíacas señalan que probablemente los criminales causantes de las tragedias en Ciudad Juárez, podrían haberse desplazado a otros estados.

Toda forma de violencia sobre las mujeres proviene de una educación estereotipada para los sexos; los diversos canales de socialización como la iglesia, la escuela, la familia, además de los mensajes publicitarios y algunas telenovelas muestran mitos sobre lo femenino y lo masculino, abriendo aún más el abismo que inicia con la diferencia sexual.

Y recientemente, con la llegada de grupos oscurantistas al poder público, el estereotipo de la mujer se reafirma a través de algunas instituciones gubernamentales, como el Instituto Municipal de la Mujer en León, ahora en manos de la ultraderecha y que nada hace para prevenir esta violencia, al contrario todo lo matizan con declaraciones moralistas.

Falta mucho por luchar, luchar porque las políticas del Estado apunten a una real equidad, pues el aspecto público rige a la vida privada mediante leyes, aunque los mitos sobre las relaciones de género que acostumbramos tener en nuestro espacio privado regresan como patrón de comportamiento a lo público y trágicamente se convierten en política pública.

En Guanajuato, hace algunos meses desapareció el Consejo Estatal de Población, por órdenes del actual gobernador Juan Carlos Romero Hicks, conocido por su extremo conservadurismo. Ni los diputados de la oposición pudieron o les interesó frenar esta arbitraria medida.

Guanajuato no cuenta con planes de población, (proyecciones para planear todos los ámbitos social, económico, educativo). No existe conocimiento verídico sobre la sexualidad de los jóvenes, sobre migración y menos trabajos sobre proyectos de educación-comunicación para la población. gnietourroz@hotmail.com.

2004/GN/LR