Inicio Deben cambiar las políticas con relación al aborto

Deben cambiar las políticas con relación al aborto

Por Soledad Jarquín

Las políticas públicas con relación al aborto tienen que cambiar y se debe impulsar en los distintos espacios de la vida pública un debate serio, científico, democrático y basado en el respeto a la diferencia y al libre albedrío, sostuvo la representante en Oaxaca de Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad, Ana María Hernández Cárdenas.

Al participar en la presentación del número 17 de la revista Desacatos, que presenta el tema Aborto, un debate pendiente, la feminista apuntó que la política del avestruz ha sido la constante de funcionarios, políticos y partidos políticos en torno a este tema, “en lo oscurito dicen que están de acuerdo, pero también nos dicen que no pueden decir eso en el ámbito público”.

Recordó que el aborto está despenalizado por la sociedad, luego de que la mayoría lo acepta en ciertas circunstancias, pero las presiones de la jerarquía católica, su debate, análisis y sobre todo el reconocimiento de la realidad dramática que deja a mujeres con graves secuelas por su práctica clandestina es penalizado.

La feminista y antropóloga señaló que el aborto es un fenómeno que genera debate y múltiples dilemas, porque está intrínsecamente relacionado con las concepciones de la vida, la libertad, la espera de lo íntimo, los designios de las conciencias contra el mandato divino.

Hernández Cárdenas destacó la aportación del Centro de Investigación y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS) con la publicación del número 17 de Desacatos con el tema Aborto, el debate pendiente, en el que se aborda el tema desde distintas perspectivas y enfoques.

Se refrió al artículo de Rosario Taracena y la confrontación que hace de las posturas de conservadores y liberales sobre el aborto, en el caso Paulina, una niña violada, a quien las autoridades en complicidad con la jerarquía católica le impidieron su derecho al aborto legal.

Donde a pesar de que ambos “bandos” presentan argumentaciones irreconciliables, es un hecho de que ambas posturas desean se terminen los aborto y la discrepancia radical estriba en cómo lograr ese objetivo común.

LOS HOMBRES FRENTE AL ABORTO

Por otra parte, el integrante del Colectivo de Hombres por Relaciones Igualitarias, Eduardo Liendro Zingoni, se refirió a la percepción de los hombres en torno al aborto, la cual depende –dijo- de la posición social que ocupemos y la ubicación que adoptemos en las relaciones de pareja y familiares.

En la decisión sobre el aborto se presenta un dilema en cuanto al derecho a la autodeterminación del cuerpo de la mujer y el derecho del hombre a opinar y participar en la decisión de mantener o interrumpir un embarazo, donde ha participado de manera activa, añadió el antropólogo social.

Luego explicó que por supuesto no se puede plantear un problema en términos de derechos paritarios pues las condiciones de mujeres y hombres no son equitativas a nivel social, como tampoco podemos plantearlo en forma absolutamente excluyentes, la realidad es más compleja.

El embarazo ocurre en el cuerpo de la mujer –añadió el también integrante del Colectivo Huaxyacac- y por tanto la decisión de ella es diferente, se desarrolla en su cuerpo. De ahí que propuso profundizar en esa complejidad y hacer visible la participación de los hombres en la práctica del aborto, desde su sexualidad, la anticoncepción, el aborto mismo y la paternidad.

En la presentación de la revista Desacatos, la investigadora del CIESAS, Margarita Dalton Palomo, quien coordinó la publicación se refirió a la aportación del movimiento feminista de hacer visible lo invisible, como el tema del aborto, desde todas sus vertientes, incluso ha puesto a discusión la participación de los hombres.

Luego de concluir la presentación de Desacatos, El aborto el debate pendiente, la feminista destacó que otra gran contribución del movimiento es la denuncia a la discriminación que sufren muchas mujeres en hospitales, leyes y en todos los ámbitos de la vida cotidiana.

Además, agregó Dalton, ha creado nuevos espacios de discusión como el tema de las emociones, sentimientos de los hombres y las mujeres, donde la ideología nos ha marcado a concebir lo bueno y lo malo y no a ver los intersticios de lo que pasa entre los dos extremos.

Y, por último, consideró que el movimiento feminista, a través del tema del aborto ha tenido pretexto y posibilidad para entender y analizar los espacios del poder, “ese poder que también parece ser invisible pero que está en leyes y en la mentalidad de las personas”.

La presentación de la revista Desacatos se realizó en la Casa de la Mujer Rosario Castellanos, donde estuvo presente la presidenta del Grupo de Estudios sobre la Mujer, Martha Aparicio Rojas.

2005/SJ

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content