Inicio Débil aún, política de atención a residentes extranjeras

Débil aún, política de atención a residentes extranjeras

Por Guadalupe Cruz Jaimes

Aunque las más de 95 mil personas extranjeras que viven en esta capital y en la zona metropolitana son consideradas sujetas de derechos en el marco legal y en programas de atención a migrantes, en lo cotidiano la discriminación limita el ejercicio de sus garantías.
 
El persistente trato discriminatorio se debe a que en esta ciudad la política de inclusión de las personas nacidas en otro país aún es “demasiado incipiente”.
 
Esta situación afecta más a las mujeres, quienes representan 50.5 por ciento de esta población, dijo Fabienne Venet, directora general de Instituto de Estudios y Divulgación sobre Migración (Inedim).
 
Con base en el reciente estudio del Inedim titulado “Diagnóstico de presencia e inclusión de comunidades y grupos huéspedes y sus familias en la Ciudad de México, para apoyar el sustento y evaluación de políticas de interculturalidad y atención”, la activista detalló a Cimacnoticias los “vacíos” que existen en la atención a estas personas.  
 
Venet refirió que hay avances importantes como la Ley de Interculturalidad, Atención a Migrantes y Movilidad Humana en el Distrito Federal, y el Programa Ciudad Hospitalaria, Intercultural y de Atención a Migrantes, pero advirtió que el problema es que los desconocen las personas extranjeras y los propios servidores públicos a cargo de aplicar la norma.
 
La investigadora indicó que falta consolidar esta política para que las y los nacidos en otro país puedan ejercer de sus derechos en la capital, como lo establece el marco legal.
 
Para ello, además de la difusión de la ley y el programa, hace falta la “transversalización” de esta política en todas las dependencias del DF, y que haya indicadores para evaluar el acceso de las personas de distinta nacionalidad a garantías como los servicios de salud sin discriminación.
 
Fabienne Venet indicó que durante la investigación y análisis, realizada de febrero a septiembre de este año con el apoyo de la Secretaría de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades del DF (Sederec), se encontraron casos en los cuales la atención a la salud a través del Seguro Popular se condicionó a si las personas eran canalizadas por la Sederec.
 
También identificaron otras limitantes en el acceso a la salud, pues según algunos testimonios, el personal sanitario cuestiona a las usuarias. “El médico les pregunta ‘¿ustedes qué hacen aquí?’, entonces sí hay trato discriminatorio, en particular hacia las centroamericanas”, explicó la activista.
 
Por ello, subrayó, “nos preocupa que la política esté centrada en Sederec, es importante que sea transversal, porque si continúa así, las personas de distinto origen nacional no van a acceder a sus derechos y a los servicios”.
 
Venet indicó que la mayoría de las dependencias y programas no excluyen “explícitamente” a las y los extranjeros, pero al no considerar sus necesidades los dejan fuera.
 
Puso como ejemplo que en los requisitos de acceso a programas sociales se incluyen documentos de identificación propios de personas nacidas en México, y quienes tienen otra nacionalidad no pueden ser beneficiarias. Por lo que para “derribar estas barreras” es preciso revisar estos criterios, insistió la directora del Inedim.
 
Además indicó que hace falta una mayor participación de instituciones como el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (Copred), organismo que carece de programas dirigidos a esa población.
 
De igual modo, refirió que se requieren “canales formales” de consulta y participación para que las personas extranjeras se involucren en la toma de decisiones comunitarias en el lugar donde residen (en su colonia y delegación).
 
PERFILES
 
Según el Censo Nacional de Población y Vivienda 2010, en México residían 968 mil 261 personas nacidas en otro país, de las cuales el 7.6 por ciento (95 mil 353) se encontraban en el DF y la zona metropolitana.
 
De los más de 95 mil residentes, el 50.5 por ciento son mujeres y 49.5 por ciento, hombres; esta proporción varía de acuerdo con su nacionalidad.
 
Así, ellas representan 34.8 por ciento entre la población nacida en Italia, y 39.7 por ciento entre la originaria de Corea del Sur. La proporción se eleva en las comunidades nicaragüense donde las mujeres representan 55.6 por ciento; la venezolana, 56.6 por ciento; la brasileña, 57.4 por ciento; la peruana, 57.7 por ciento; la colombiana, 60.5 por ciento, y la hondureña con 63.1 por ciento.
 
El 47 por ciento de las personas de distinto origen nacional residen en seis delegaciones del DF: Cuauhtémoc, Miguel Hidalgo, Benito Juárez, Álvaro Obregón, Tlalpan y Coyoacán. Mientras que 21 por ciento vive en cuatro municipios del Estado de México: Atizapán, Huixquilucan, Cuajimalpa y Naucalpan.  
 
12/GCJ/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content