Inicio » Defendemos el petróleo “por nosotras, nuestras hijas e hijos”

Defendemos el petróleo “por nosotras, nuestras hijas e hijos”

Por Guadalupe Cruz Jaimes

Las cerca de 500 mujeres que integran la brigada de las mujeres en defensa del petróleo, encabezada por la actriz, directora y activista mexicana, Jesusa Rodríguez, colmadas de alegría, de baile, de compromiso y en su mayoría vestidas de color blanco, se dieron cita el pasado domingo en el Hemiciclo a Juárez, en la Ciudad de México, uniformadas también por la rabia que provoca el “robo de su país”.

A cinco días de que Andrés Manuel López Obrador ratificara en el Zócalo capitalino que las mujeres estarían al frente del movimiento de resistencia civil pacífica en defensa del petróleo, alrededor del medio día del domingo pasado, Las Petroleras, Las Gotas, Las Adelitas de Obrador y Los Tesoritos, las cuatro brigadas que coordina Jesusa Rodríguez, se protegieron de los intensos rayos del sol con sombreros de palma, gorras y sombrillas de todos colores, y escucharon con atención, en silencio, “las noticias” de su presidente por boca de la activista política.

Entre consignas en contra del “Estado usurpador” que encabeza Felipe Calderón, Jesusa, quien al iniciar su discurso anunció que el líder tabasqueño recorrió 9 estados de la República en los últimos tres días organizando las brigadas petroleras, señaló que este es un momento crucial: “estamos viviendo el mes por el que quizá hemos luchado toda nuestra vida, el 28 de abril se define si queremos ser colonia o ser país, si queremos ser esclavos o ser independientes”.

De este modo, Jesusa Rodríguez manifestó a su audiencia, en su mayoría mujeres, que la petición de su líder tabasqueño es la organización. “La gotita del petróleo es la que derrama el vaso y la bilis de este pueblo”, afirmó Jesusa durante su discurso. Sin embargo, reconoció que aún hay muchas y muchos que siguen en una situación de apatía, ante la propuesta de la reforma energética.

“Ni mártir, ni héroe, ni pato”, fue la solicitud Jesusa Rodríguez para que las brigadistas realicen una reflexión sobre el tiempo del cual disponen para trabajar para la resistencia. Las defensoras del petróleo, de acuerdo a la disponibilidad de tiempo serán clasificadas como “luchadoras de aguas someras”, “semisumergibles” y “profundas”.

MOVIMIENTO PACÍFICO

Durante el mitin, Jesusa Rodríguez advirtió sobre la necesidad de conocerse entre las brigadistas para evitar “infiltraciones de Gobernación”, como refirió López Obrador en la Asamblea del pasado 25 de marzo.

La activista política reiteró que la naturaleza de la estrategia, iniciativa de la secretaria de Patrimonio del Gobierno autoproclamado legítimo, Claudia Sheinbaum, se debe a que se busca que el movimiento sea inminentemente pacífico.

La activista política ánimo a las brigadas a su cargo diciéndoles que no hay que temer, porque es un movimiento pacífico que no caerá en provocaciones, aunque advirtió “nos van a decir de todo”. Sin embargo, no darán ni un paso atrás, pues “en este paso a pasito, hemos logrado que su reforma ya esté reculando”. “¡Pero no se confíen!”, grita un hombre desde atrás de la multitud.

Sin embargo, con una actitud combativa, Guadalupe Martínez Téllez, de 32 años, manifestó a Cimacnoticias que “Nos sentimos seguras aquí, como dice Jesusa, una vida vale más que el movimiento entero”.

Guadalupe, integrante de las Adelitas de Obrador, es ortodoncista y vive en Orizaba, Veracruz. Para ella, quien este día decoró su cabello con moños tricolores, “el llamado es urgente, porque se está poniendo en venta Pemex, que es ya lo único que nos queda”. Para la joven soltera que viaja en compañía de su madre a cada reunión, desde el sureste del país, “las mujeres siempre hemos estado presentes aunque la historia no nos lo reconozca, pero en hora buena ahora estamos al frente”.

Dice Guadalupe Martínez que no les importa abandonar sus labores cotidianas y sus empleos, “dejo a mis pacientes para unirme a la resistencia”, al igual que Rosa María Flores, 66 años, también integrante de las Adelitas de Obrador, quien se dedica al comercio de calzado: “Hoy es domingo un día muy importante para la venta, pero estoy aquí porque me interesa defender el petróleo si no qué va a ser de nosotros”.

Rosa María decidió entrar a este movimiento “porque mi voto fue robado, y ahora lo que nos quieren robar es el petróleo, el cual no es de ningún presidente, por eso estamos decididas a lo que sea porque no estamos para vendernos, esta lucha es por nosotras y nuestras hijas e hijos”.

“Está muy bien que nos tomen en cuenta para resolver este conflicto a favor de las y los mexicanos”, reflexiona la mujer.

Con los rostros sonrojados y el sudor en la piel, las brigadistas en defensa del petróleo aguardan en sus filas, escuchan con disposición las indicaciones para su organización y se marchan a sus hogares en espera de la siguiente convocatoria.

08/GCJ/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: