Inicio Defensora de los derechos de las mujeres sin garantías

Defensora de los derechos de las mujeres sin garantías

Por Argelia Herrera

Defender los derechos de las mujeres es peligroso cuando el Gobierno no garantiza la seguridad de las y los defensores como ha sucedido con Lidia Cacho.

La también periodista ha tenido que interponer denuncias en contra de “poderosos”, como el empresario pederasta Jean Succar Kuri, ampliamente exhibido en la prensa nacional como el zar de la pornografía infantil desde Cancún, Quintana Roo.

Lidya Cacho, con más de 18 años de ser defensora de las mujeres, enfrenta amenazas de muerte en un estado donde la impunidad y el desinterés hace a las autoridades cómplices de los delincuentes que como el empresario tuvo que ser detenido en Estados Unidos, en Chandier, Arizona, por las acusaciones de abusos y prostitución infantil, pero espera ser extraditado a Cancún para obtener su libertad.

Para Cacho, quien también es directora de la revista Esta Boca es mía, su seguridad es algo que se ve frecuentemente alterada con situaciones como la recientemente vivida donde el señor José Ramón Hernández, ex agente del Cuerpo especial antisecuestros de Torreón Coahuila, de la Agencia Federal de Investigación (AFI).

José Ramón Hernández se ha presentado en varios refugios pertenecientes a la red del Centro Integral de Atención a las Mujeres (CIAM), ubicados en varias ciudades y a punta de pistola amenaza de muerte al personal que trabajan en dichos centros, porque se ha dado protección a su ex pareja y dos hijos y una hija, luego de que estos lograran fugarse de su hogar como resultado de la violencia que habían vivido junto a Hernández.

La ex pareja de José Ramón Hernández fue transferida al refugio de Cancún en donde la presidenta del CIAM, Lydia Cacho, ha estado desde entonces amenazada de muerte sino se la entrega a su esposo.

El 16 de noviembre del 2004 se presentó en el CIAM, José Alfredo Jiménez Potenciano, al parecer un conocido narcotraficante del sur del estado de Quintana Roo, cuya esposa e hijo de tres años de edad han recibido protección en esa institución, de igual manera Lidia Cacho y el personal fueron amenazados de muerte.

Como en muchos casos a pesar de reportar las intimidaciones las autoridades competentes no han hecho nada para salvaguardar la integridad física de Lydia y el equipo de CIAM-Cancún que se ha destacado por hacer realidad que “las mujeres, las y los menores vivan una Vida sin Violencia”.

Lydia es fundadora de la Red Internacional de Periodistas de México, Centramérica y el Caribe. En el ámbito internacional el hecho ha causado indignación y ha provocado reacciones de organismos que exigen al presiente Vicente Fox y al Procurador Rafael Macedo de la Concha que tomen las medidas necesarias para proteger la vida de la periodista y activista mexicana.

2005/AH/SJ

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content