Inicio Déficit de un millón de mastografías al año: InCan

Déficit de un millón de mastografías al año: InCan

Por Guadalupe Cruz Jaimes

Por falta de infraestructura y personal especializado, México “difícilmente” alcanzará la meta de cobertura de 22 por ciento de mastografías de tamizaje para 2012, pues en 2011 apenas fue de 11 por ciento.

Este es un “grave problema” porque para poder impactar en la reducción de fallecimientos por cáncer de mama (CaMa), considerada la primera causa de muerte por tumores malignos entre las mexicanas, la cobertura de mamografías debe ser de 70 por ciento.

Lo anterior lo señaló, Yolanda Villaseñor, jefa del departamento de Radiodiagnóstico del Instituto Nacional de Cancerología (InCan), durante la reunión anual de la Unión Latinoamericana contra el Cáncer de Mama (Ulaccam) que hoy inició en esta ciudad.

Villaseñor detalló que la cobertura de mastografías en mujeres de 50 a 69 años de edad fue de 7.2 en 2006, y para 2011 se elevó a 11.2 por ciento. Observó que con esta tendencia difícilmente se podrá cumplir la meta de la Secretaria de Salud (Ss) de ampliar la cobertura a 22 por ciento para 2012.

En su exposición titulada “El debate continuo: retraso y la importancia de detección temprana”, la especialista informó que el rezago es ocasionado por la falta de infraestructura y personal.

Actualmente hay cerca de 600 mastógrafos, de los cuales no todos funcionan “como deberían”, ya que si todos operaran de manera óptima cada año se realizarían 2.5 millones de estudios de tamizaje, pero sólo se practican 1.5 millones de mamografías en este periodo.

Si durante 220 días cada aparato realizara 20 estudios (en un turno) se alcanzarían los 2.5 millones de mastografías, y si brindarán este servicio durante dos turnos al día se alcanzarían 6 millones.

Al tiempo de ampliar la cobertura se tiene que verificar que los estudios sean de calidad, la cual en México es baja, pues va de 53 a 82 por ciento. Este hecho está relacionado con la falta de especialistas para practicar el estudio y dar un diagnóstico.

En el país hay más de 3 mil radiólogos, de los cuales únicamente 150 son expertos en lecturas de mamografías para atender una demanda de 17 millones de mexicanas mayores de 40 años que requieren el estudio.

Las deficiencias se traducen en miles de decesos de mujeres cada año; tan sólo en 2010 fallecieron 5 mil 217. Y cada año se detectan 20 mil nuevos casos de CaMa, muchos de ellos en etapa tardía.

Por ejemplo en el InCan el 80 por ciento de las pacientes de cáncer mamario llegan en etapas tardías con tumores de 5 centímetros de diámetro.

Para revertir la situación es preciso continuar con la aplicación de la mastografía en las mayores de 40 años. Lo recomendable es que se realice cada año, pero como lo señala la Norma Oficial Mexicana 041 para la atención de la enfermedad se puede realizar cada dos años.

La mamografia es importante porque permite detectar tumores que no se distinguen al tacto (con la revisión clínica) y logra reducir 30 por ciento de los fallecimientos por CaMa, ya que tiene “una sensibilidad” de hasta 96 por ciento para detectar la enfermedad.

También debe fortalecerse la capacitación del personal en radiología; esta tarea se inició en esta administración a través del Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva de la Ss, añadió la especialista del InCan.

12/GC/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content