Inicio Democracia en riesgo por “poder fáctico” Televisa-Iusacell

Democracia en riesgo por “poder fáctico” Televisa-Iusacell

Por Gladis Torres Ruiz

Aleida Calleja, directora de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi), advirtió que de aprobarse la alianza entre Televisa y la empresa de telefonía celular Iusacell ?propiedad de TV Azteca?, se crearía un “poder fáctico” que pasaría por encima de las instituciones del Estado y pondría en peligro la democracia del país.

De cara a la discusión mañana del pleno de la Comisión Federal de Competencia (Cofeco) para definir si aprueba esa fusión, la especialista dijo a Cimacnoticias que de no impedirse se generaría una concentración mediática que tendría un impacto directo en el ejercicio de la libertad de expresión, y en la democracia misma.

“Si ya tienen un gran poder político para doblegar a las instituciones del Estado”, si esas empresas acaparan todavía mayores recursos comunicacionales, esto se potenciará, advirtió la activista.

Puso como ejemplo de un eventual efecto negativo lo ocurrido en 2006, cuando estas televisoras y medios de comunicación electrónicos intervinieron en las elecciones presidenciales para descalificar al entonces candidato Andrés Manuel López Obrador.

“Lo que deja ver de manera clara cómo un par de dueños de estos grupos mediáticos determinaron quién debería de salir de la competencia electoral? y quién debería quedarse imponiendo sus intereses a la mayoría de las y los mexicanos”, consideró Aleida Calleja.

Es decir, abundó, las televisoras tienen la capacidad de imponer candidatos, de parar al Congreso, de doblegar a otro tipo de instituciones que vayan en contra de sus intereses, sin importar el mexicano común y corriente. “Doblegan de tal manera a la clase política que nuestro voto ya no tiene mucho sentido”, criticó.

NEGOCIO REDONDO

La presidenta de la Amedi observó que la telefonía móvil y el internet son negocios de millones de dólares, lo que haría más poderosas económica y políticamente a ambas televisoras.

En abril de 2011 Televisa anunció la firma de un acuerdo para adquirir 50 por ciento de las acciones de Iusacell por un monto de mil 565 millones de dólares en deuda convertible, y 37.5 millones de dólares en capital. Hasta el momento ambas empresas esperan la resolución de la Cofeco, cuyo plazo vence en febrero próximo.

Calleja agregó que esta eventual fusión “es perniciosa” y atenta contra la libertad de expresión, la pluralidad y la diversidad, además de que es contraria al artículo 28 de la Constitución y a
la Ley Federal de Competencia Económica, ya que fomentaría prácticas anticompetitivas.

De autorizarse la alianza entre Televisa y Iusacell “lo que estaríamos viendo es el mayor acaparamiento de recursos comunicacionales en el país, ya que no sólo controlarán las plataformas de televisión abierta y por cable, sino también la voz, video y datos que hay a través de los dispositivos móviles”, indicó.

“Desde hace un buen rato ambas televisoras se han coludido para evitar la distribución de contenidos en el país, lo que se refleja de manera más clara en la televisión por cable, en la que son dominantes”, explicó.

RIESGO DE CENSURA

Aleida Calleja refirió que Televisa y TV Azteca obligan a los sistemas de cable locales y regionales a obtener la señal de televisión abierta a través de un “empaquetamiento”, que los orilla a asumir la mayor parte de los canales que tienen ambas televisoras.

Afirmó que esa práctica es violatoria de lo estándares internacionales en materia del derecho que tiene la población de acceder de manera universal y gratuita a la televisión abierta.

Más de 100 expertos en telecomunicaciones, académicos e intelectuales publicaron hoy un desplegado en diarios de circulación nacional, para demandar a la Cofeco que impida la alianza Televisa-Iusacell.

Las y los firmantes aseguraron que ambas empresas participan en el mercado de televisión abierta y telecomunicaciones y concentran el 88 por ciento de las concesiones del ramo, por lo que deberían ser competidores y no socios

“Ambas televisoras tienen 51 por ciento de todos los canales espejo de la televisión digital; acaparan 94.4 por ciento de la audiencia televisiva, se apoderan de 58 por ciento del total de la inversión publicitaria en México, y reciben cada año 30 por ciento del gasto público en comunicación social federal”, expusieron.

Advirtieron que en ningún otro país del mundo se ha visto que las empresas dominantes que compiten en el mercado de la televisión abierta se coludan para obstaculizar la entrada de nuevos competidores.

12/GTR/RMB/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content