Inicio » Denuncian discriminación hacia pareja del mismo sexo

Denuncian discriminación hacia pareja del mismo sexo

Por Patricia Mayorga, corresponsal

Carla María Herrera Guerrero denunció penalmente por el delito de discriminación a varios directivos del Club Campestre de Chihuahua, por negarle la inscripción a su esposa, Lilia Victoria Aun Caraveo.
 
“Nuestra intención no es perjudicar a nadie, simplemente lo que queremos es que se respeten nuestros derechos y que no nos discriminen por nuestra preferencia sexual y por estar legalmente casadas”, señaló Carla Herrera en conferencia de prensa.
 
“Los Derechos Humanos no pueden estar sujetos a votación en ninguna parte del mundo por lo que las acciones del Campestre son claramente violatorias de la ley”, puntualizó la abogada y empresaria promotora del deporte en Chihuahua.
 
En declaraciones a Cimacnoticias, Herrera Guerrero narró que desde agosto de 2011 intentó inscribir a su esposa al Club Campestre, pero encontró trabas de los directivos que en el fondo “eran actos de discriminación”, acusó.
 
“Primero me acerqué con el Comité de Admisiones para pedirle que de acuerdo con el reglamento del club aceptaran a mi cónyuge, porque así lo establece. Pregunté qué opciones había porque estamos casadas (contrajeron matrimonio hace menos de tres años en el Distrito Federal). Les dije: ‘Manéjalo como asunto privado, la gente no tiene por qué saber’. Tardaron más de un mes y me avisaron que no habían aceptado”, relató.
 
La opción que el Club Campestre ofreció es que Carla María inscribiera a su pareja como su empleada doméstica, porque sí se acepta que quienes cuidan o acompañan a las y los niños puedan ingresar al deportivo.
 
La segunda alternativa que propusieron los directivos del club fue que pagara su mensualidad y otra más, la de Lilia Victoria, además de una cantidad adicional de manera temporal.
 
Previamente, la pareja de Carla tenía acceso gratuito al club por ser hija de un socio, pero por diferentes circunstancias su padre dejó la asociación, y ahora Lilia Victoria tiene que pagar su inscripción.
 
Herrera Guerrero aceptó pagar las dos cuotas, pero el club nunca le contestó, por lo que decidió denunciar el hecho ante los medios de comunicación.
 
Carla también llegó a la conclusión de que las propuestas del deportivo eran “un claro acto de discriminación” contra ellas. “El problema es que es mi pareja siempre usó más el club. Decidí esperar a marzo (de este año) para que ingresara el nuevo presidente”, explicó.
 
Fue entonces que en marzo pasado Herrera Guerrero presentó una nueva solicitud de inscripción, pero en abril se la negaron nuevamente.
 
Así, la abogada interpuso una queja ante el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), y el pasado 30 de julio el organismo resolvió que el Club Campestre cometió actos discriminatorios contra la pareja.
 
La negativa de permitir el ingreso de Lilia Victoria Aun Caraveo al club, la “agravia tanto a ella como a su cónyuge Carla María Herrera Guerrero… es una conducta homofóbica”, resolvió el Conapred.  
 
También advirtió que esas prácticas “estigmatizan a las personas de la diversidad sexual, pues la negación de su participación en diversos ámbitos pueden incitar al odio o a su exclusión social y promover la violación a sus Derechos Humanos, pues conlleva a colocarles en situación de discriminación”.
 
El delito de discriminación está tipificado en el artículo 197 del Código Penal estatal. La pena es de seis meses a tres años de prisión o de 25 a 100 días de trabajo en favor de la comunidad y multa de 50 a 200 días de salario mínimo.
 
ASUNTO DE DERECHOS
 
Carla Herrera recalcó que no va contra el Club Campestre, sino por la defensa de sus derechos: “¿Cómo voy a querer que lo cierren? Yo quiero ser parte y quiero que mi familia sea parte (del club). El problema no es un asunto de opinión, sino de derecho. Pienso en el futuro de mis hijos, me gusta pensar a largo plazo, y quiero que ellos tengan acceso a todo lo que yo he tenido acceso”.
 
Carla es la mamá que sale a trabajar y Lilia Victoria cuida a las y los niños. Los más grandes son trillizos de tres años de edad y tienen un bebé de tres meses. Son dos niñas y dos niños.
 
La empresaria cuenta que ambas decidieron hacer familia cuando vieron que se podían complementar. Se casaron en el DF en una ceremonia “sencilla y discreta”.
 
“Mis hijos me dan fuerza para trabajar, para hacer algo por mi comunidad, por Chihuahua. No soy activista gay, hablo de que me agrada hacer algo por Chihuahua, como la organización de la carrera de 10 kilómetros. Invierto hasta 200 o 400 mil pesos de mi bolsa porque sí me importa mi comunidad”, destacó.
 
Según la demanda penal interpuesta ante el Centro de Justicia para las Mujeres, los presuntos responsables del delito de discriminación contra la pareja son Pedro Matías Ramírez Godínez, Eugenio Vázquez Quintana, Manuel Russek Valles, e Ismael Rodríguez Gallegos, presidente, vicepresidente, secretario, y ex presidente, respectivamente, del Club Campestre Chihuahua, así como integrantes del Comité de Admisiones durante 2011.
 
12/PM/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más