Inicio Denuncian en Puebla negligencia médica sobre muerte materna

Denuncian en Puebla negligencia médica sobre muerte materna

Por Kara Castillo

Este sábado se cumplen seis meses de que María Elena Ramírez Velasco murió cuando era trasladada de una comunidad rural a un hospital en esta capital, horas después de dar a luz. Su certificado de defunción se suma a las ya 26 muertes maternas ocurridas este año.

El domingo 9 de febrero, María Elena, de 42 años, dio a luz a su octavo hijo en Tlatlauqui, comunidad apartada de esta capital. En el Hospital General de Puebla, ese mismo día su acta de defunción especificaba como causa de muerte “atonía uterina”. La doctora Griselda Espinosa era la responsable de la clínica.

“Era domingo y no había doctores, mi mamá tuvo una hemorragia muy fuerte, despuesito que tuvo al bebé que fue como las cuatro de la tarde pero la trasladaron a Puebla hasta las nueve de la noche”, dijo a este medio Silvia Martínez Ramírez, de 24 años, hija mayor de la fallecida.

Ella es quien ahora se hace cargo de sus siete hermanos, de 20, 16, 14, 12, 10 y 4 años, y la bebé que sobrevivió.

El director del Hospital General de Tlatlauqui, Gustavo Delfín Aguilera, recuerda el incidente vagamente, refiriéndose a María Elena como “la de México”:

“Ella no vivía aquí, parece que trabaja en la ciudad de México, desconocíamos su estado de salud, era multigesta y tuvo lo que se conoce como atonía uterina; hicimos todo lo posible, tuvo toda la atención que exigía”, adujo muy amablemente.

Explicó que en ese hospital se prestan sólo servicios básicos, como cirugías de urgencias, pediatría, medicina interna y ginecología. Tiene 20 camas para estancias cortas, de dos a tres días. Cuenta con dos ambulancias, una de “alta tecnología” para trasladar neonatos y otra para adultos; “no hay presupuesto para más.”

En el expediente que posee Ángeles Molina, coordinadora de Salud Reproductiva e integrante del Comité de Mortalidad Materna en Zacapoaxtla, donde se reportó esta muerte materna, consta que María Elena era originaria de Tanhuixco Atempan, que era viuda, trabajadora doméstica en la ciudad de México.

Este último dato, sin embargo, no fue confirmado por Francisca Ramírez Velasco, hermana de la fallecida, quien afirma que María Elena jamás salió de esa comunidad, vivía allí con sus hijos, era ama de casa y se dedicaba fundamentalmente al campo.

De su pareja, afirmó que el señor la abandonó cuando se enteró de su embarazo y que no está enterado de su muerte.

También refirió que María Elena asistió por lo menos a tres consultas prenatales. “aquí en mi casa tenemos todas esas hojitas que le dan a uno en el Seguro, también me pidieron medicamentos ese día que se alivió, me dijeron que ellos no tenían esa medicina, me gasté como 300 pesos”.

La atención para la salud de este lugar está inscrito en el programa “Oportunidades”, del gobierno federal. La responsable y administradora es Guadalupe Viveros, coordinadora de este plan gubernamental en la jurisdicción 03 de Zacapoaxtla.

La muerte de María Elena eleva este año la tasa de mortalidad materna, y es también una advertencia acerca de insuficiencias en la cobertura y calidad de servicios de salud reproductiva que se otorgan a la población.

Las mujeres más expuestas a morir por causas relacionadas o agravadas por un embarazo son las que viven en condiciones sociales y económicas desfavorables, que redundan en la precariedad nutricional y en un limitado acceso a los servicios de salud.

En México, la mortalidad materna es reconocida como un problema social y de salud pública. La mayoría de ellas podrían evitarse mediante medidas que por lo común, son sencillas y de bajo costo, según el Comité Promotor por una Maternidad sin riesgos en México.

2003/KC/RGR

cimacnoticias

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content