Inicio » Denuncian feministas “clima de terror” en Honduras

Denuncian feministas “clima de terror” en Honduras

Por Anayeli García Martínez

Aunque Honduras permanece en una aparente tranquilidad tras sobrevivir a un golpe de Estado y a un proceso electoral cuestionado, feministas de ese país centroamericano denuncian que recientemente arreció una ofensiva contra las mujeres en resistencia hacia el gobierno de facto.
 
Las defensoras de Derechos Humanos (DH) en Honduras advierten que desde junio de 2009 –cuando se destituyó a Manuel Zelaya como presidente– en esa nación “no hay gobernabilidad, se mata a las mujeres, se criminaliza la protesta y se acalla a la disidencia”.
 
El Centro de Derechos de Mujeres (CDM), el Centro de Estudios de la Mujer (CEM), y la Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos de Honduras, entre otras agrupaciones, alertan del estado crítico en aquel país y llaman a la comunidad internacional a voltear la mirada al pueblo hondureño.
 
La Iniciativa Mesoamericana de Defensoras de Derechos Humanos, integrada por diversas organizaciones civiles de la región, protestó hoy frente a las embajadas de Honduras en varios países del mundo –entre ellos México– para evidenciar que la situación humanitaria lejos de mejorar “ha empeorado”.
 
Entrevistadas vía telefónica desde Honduras, feministas dijeron a Cimacnoticias que no se cansan de decir que la violencia contra ellas es real, pero nadie se atreve a decirlo porque no hay instituciones confiables y el Estado es cómplice de caciques, terratenientes, bandas criminales y empresas que ostentan el poder.
 
Recordaron que se quiso plasmar los derechos femeninos en la nueva Constitución cuando ocurrió el golpe de Estado en 2009, y que las feministas impulsoras de esas reformas son las mismas que ahora están en resistencia, y a las que el régimen está asesinando.     
 
Suyapa Martínez, codirectora del CEM, explicó que en su país hay una batalla por el territorio y los recursos naturales, lo que ha desatado un clima de miedo porque las y los defensores de DH y los movimientos sociales son constantemente amenazados.
 
Aunado a ello el país está inmerso en un proceso electoral. El próximo18 de noviembre se celebrarán elecciones internas para elegir a los candidatos que competirán en los comicios de 2013 para renovar diputados, alcaldes y presidente de la República.
 
La activista precisó que el movimiento organizado de mujeres ha sido muy activo para defender sus derechos, pero también para protestar por el despojo de tierras, el desplazamiento de comunidades indígenas, y los proyectos que atentan contra la seguridad alimentaria.
 
Abundó que el gobierno encabezado por Porfirio Lobo promueve proyectos que atentan contra los DH como las “Ciudades Modelo” –urbes autónomas con leyes propias– en zonas habitadas por grupos étnicos, o la aprobación de la Ley de Escucha para intervenir telecomunicaciones privadas.         
 
Asimismo en Honduras se prohibió la anticoncepción de emergencia al castigar con cárcel a quien la use o la promueva, se criminalizó el derecho a la protesta, y además desaparecieron las fiscalías especiales para investigar delitos específicos.
 
El panorama es sombrío, expuso Lorena Zelaya, integrante de la Red Nacional de Defensoras, quien afirmó que en un país dominado por la “derecha más radical” se está acallando a quienes cuestionan que se esté cediendo la soberanía a los caciques y a las empresas trasnacionales.
 
Esta situación significa un declive para los DH de todo el pueblo, pero en especial un atentado contra las mujeres en una nación donde los hombres migran y ellas se han quedado a defender su tierra, su cuerpo y su ciudadanía, alertó Zelaya. 
 
Prueba de esta situación es que entre 2010 y 2011 han sido asesinadas siete defensoras de DH y muchas otras han enfrentado agresiones que van desde telefonemas con insultos, efectivos militares que las siguen, o personas extrañas que en la calle les advierten que cesen sus demandas de justicia. 
 
Así pasa la vida en Honduras, entre el miedo de ser amedrentadas por su labor o de ser asesinadas por el simple hecho de ser mujeres, toda vez que entre 2002 y 2010 el feminicidio aumentó 257 por ciento, según el registro periodístico de las organizaciones.
 
Sin mayor razón, cada día cae una mujer asesinada a sangre fría en las calles de la capital Tegucigalpa, o de cualquier otra urbe, casos que quedan impunes porque al gobierno no le interesa investigar, sostuvo Regina Fonseca, integrante del CEM.  
 
Subrayó que en Honduras no hay un Estado, pero sí un clima de terror, donde las leyes se hacen para acallar a la población y dejar en indefensión a las mujeres que cada miércoles salen a protestar a las calles para exigir respeto a sus garantías fundamentales.
 
12/AGM/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: