Inicio Denuncias por hostigamiento sexual en la CFE

Denuncias por hostigamiento sexual en la CFE

Por Socorro Chablé, corresponsal

La acusación es muy grave. Trabajadoras de confianza y sindicalizadas de nueve zonas de la División de Distribución Peninsular de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), varias con más de diez años de antigüedad, denunciaron el hostigamiento sexual y laboral que sufren cotidianamente por parte del administrador, Enrique Mancilla Becerra, quien según documentos oficiales, ha tratado de besar por la fuerza a cuando menos dos de las jóvenes empleadas.

Los testimonios refieren que el servidor público acosa a trabajadoras en los tres estados bajo su jurisdicción: Campeche, Quintana Roo y Yucatán. Las cita en las oficinas para manifestar sus insinuaciones y también lo hace llamando a sus celulares.

El contralor regional Peninsular, Sergio Erasmo Morquecho, abrió las indagatorias correspondientes a este escándalo que ha tomado dimensiones nacionales. La Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán (CODHEY), la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación y la Secretaría de la Función Pública son sólo algunos de los organismos que ya tienen conocimiento de los hechos.

Las trabajadoras denunciaron que Mancilla Becerra se aprovecha del cargo que ostenta para hostigarlas e infundirles temor con amenazas, pues asegura contar con la protección de funcionarios de la capital del país y de la División de Distribución Peninsular.

De acuerdo con las trabajadoras, algunas de las cuales han requerido de apoyo psicológico para superar la agresión, ya están interpuestas las demandas en la Procuraduría General de Justicia del Estado.

Según el Código Penal del Estado de Yucatán, artículo 308, el delito de hostigamiento sexual se refiere “a quien con fines lascivos asedie reiteradamente a persona de cualquier sexo, valiéndose de su posición jerárquica derivada de relaciones laborales, docentes, domésticas o cualquiera otra que implique subordinación, se le impondrá prisión de tres días a un año y de diez a quinientos días-multa”.

De acuerdo con la legislación, “si el hostigador fuese servidor público y utilizare los medios o circunstancias que el encargo le proporcione, se le destituirá, además, de su cargo. Sólo se procederá contra el hostigador a petición de parte ofendida”.

Asimismo, señala, En caso de reincidencia se le impondrá sanción de seis meses a dos años de prisión más la multa mencionada”.

Expresiones denigrantes como “que era muy guapa”, “que mi cabello era muy hermoso”, “que la ropa que utilizaba, sobre todo mis escotes, eran sensuales”, eran proferidos presuntamente por Mancilla Becerra.

“Me presenté en su privado, que se encuentra en el primer piso de las Oficinas Divisionales por orden de él, y desde que llegué comenzó a hacer comentarios morbosos sobre mi persona; de los que recuerdo fueron: “tienes buenas nalgas pero tienes mejores tetas”, “que teníamos pendiente una comida”, y me amenazó con dejarme sin trabajo, narra una de las víctimas.

Otra trabajadora refiere que “es necesario hacer del conocimiento que al dirigirme a la puerta de color café que bien recuerdo, el señor Enrique Mancilla Becerra se puso de pie y, alcanzándome, me tomó fuertemente por la cintura y trató de besarme a la fuerza, abrazándome fuertemente, y de un codazo que lo tomó por sorpresa logré zafarme de él y salir de allí”.

Las agresiones son continuas. Otro testimonio relata: “el 17 de marzo, al ir por mi oficio de comisión, de nueva cuenta dejó ver sus morbosas intenciones y sus malsanos deseos de sostener una relación sexual conmigo; me dijo en esa ocasión que yo era muy hermosa, y dirigiendo su mirada hacia mis senos y mojándose los labios con la lengua, me dijo que le encantaba la blusa que llevaba puesta, que yo le inspiraba muchas cosas y que tenía fantasías sexuales conmigo debido a mis enormes y hermosos senos”.

Cansadas de soportar tantas humillaciones, algunas de ellas por fin decidieron romper el silencio con la esperanza de que el resto de sus compañeras también lo hagan.

05/SCH/YT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content