Inicio Derechos de las jóvenes, más afectados en la crisis económica

Derechos de las jóvenes, más afectados en la crisis económica

Por Guadalupe Cruz Jaimes

Debido a la falta de políticas públicas, las y los jóvenes, quienes representan 27.2 por ciento de los 107 millones de habitantes del país, se encuentran sin protección a sus derechos humanos, los cuales se ven afectados aún más en un escenario de crisis económica, que afecta principalmente a las mujeres jóvenes, 52.7 de esta población.

Así lo dieron a conocer en conferencia de prensa integrantes de la Proyecto 15-35 Plataforma Nacional de la Juventud, integrada por 20 organizaciones nacionales dedicadas a la defensa de los derechos humanos de las y los jóvenes, en el marco del Día Internacional de la Juventud, que hoy se conmemora, y rumbo al Encuentro Nacional de Juventud, que se llevará a cabo del 28 de septiembre al 2 de octubre de 2009.

Clara Meyra Segura, coordinadora de Proyecto 15-35 y de proyectos de Elige, Red de Jóvenes por los Derechos Sexuales y Reproductivos, señala que México carece de un “generador de políticas públicas, no se trata solo de programas”.

Lo que se busca es “la integralidad de los derechos: si un derecho no está cumplido, el otro tampoco”, mencionó. Ante este panorama, en donde se vulneran las garantías establecidas como el acceso a la educación, salud y empleo, es preciso que el Gobierno mexicano ratifique la Convención Iberoamericana de Derechos de las y los Jóvenes y que, a su vez, se realice una Ley Nacional de Juventud homologada a la Convención, suscrita por 7 países de la región.

Pese a que durante la Legislatura LIX la Comisión de Juventud y Deporte, así como los grupos parlamentarios del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y del Revolucionario Institucional (PRI) presentaron propuestas de Ley en materia de juventud, “no se mira la voluntad política”, señaló.

Ejemplo de ello es que ninguna “mostró una homologación con la Convención, ni siquiera la mencionan, no hay sentido de diversidad, participación y percepción juvenil y de derechos humanos”.

Para lograr incidir en políticas públicas en materia de juventud, señaló Meyra Segura, es necesaria la organización de las y los jóvenes, con las instituciones en trabajo conjunto.

DESEMPLEO

Guillermo Trejo, integrante de Proyecto 15-35, refirió que “sin derechos para las y los jóvenes no hay desarrollo para México”, pues son quienes ocupan peores condiciones, las cuales se agudizan para las mujeres jóvenes pobres, en tiempos de crisis económica.

Ejemplo de ello es el desempleo que afecta sobre todo a las mujeres jóvenes, señala el Instituto, pues, en el primer trimestre de 2009 su tasa de desocupación ascendió a 9.1 por ciento y la de los hombres se ubicó en 8.1 por ciento, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Entre 2006 y 2009, las y los jóvenes desocupados pasaron de 904 mil a un millón 248 mil, lo que significó un crecimiento de 344 mil, es decir, aumentó de 6.2 a 8.5 por ciento, informa el Inegi.

De acuerdo con el Instituto, la Población Económicamente Activa (PEA) de entre 15 y 29 años de edad ascendió durante el primer trimestre de 2009 a 14.7 millones de personas, es decir, el 32.5 por ciento de la fuerza de trabajo total, 1.1 por ciento inferior a la registrada en el mismo trimestre de 2006, debido al descenso de la participación económica de los hombres jóvenes, de 70.9 a 68.8 por ciento.

Los estados de México, Jalisco y el Distrito Federal constituyen los mercados de trabajo más grandes del país para los jóvenes, ubicada para el Instituto entre los 15 y 29 años de edad.

Laboran en el sector servicios y comercio 60.6 por ciento de ellas y ellos, el 26.7 por ciento en la industria 12 por ciento en actividades agropecuarias. De esta población, 8 de cada 10 jóvenes con empleo ocupan un lugar subordinado y reciben remuneración, los y los jóvenes no remunerados representan el 110.1 por ciento, el 9.4 por ciento labora por cuenta propia y sólo el 1.2 por ciento son empleadoras y empleadores.

El 27.1 por ciento rebasa las 48 horas semanales y el 6.5 por ciento labora menos de 15 horas en el mismo periodo. En tanto, el 10 por ciento no recibe remuneración, el 39 por ciento percibe hasta 2 salarios mínimos, el 23.5 de 2 a 3, el 20.7 por ciento obtiene más de 3 salarios mínimos.

La juventud subocupada, es decir, quienes tienen necesidad y disposición de ofertar más tiempo de trabajo, creció de 5.7 en 2006 a 7.5 en 2009.

EDUCACIÓN Y SALUD

En cuanto a la educación en México, en el año 2009, una tercera parte de las y los jóvenes de 15 a 29 años va a la escuela, 33.9 por ciento. Son los varones quienes asisten en mayor proporción (35 por ciento) en relación a las mujeres (32.9 por ciento).

Están en rezago educativo 28.6 por ciento; es decir, no ha logrado concluir la educación básica obligatoria que la secundaria. Mientras que 98 por ciento sabe leer y escribir, en una proporción más o menos similar por género (98.2 por ciento de ellos y 97.9 por ciento de ellas).

Con respecto a la salud, Gloria Alcocer, directora de Organización Fuerza Ciudadana, señaló que de acuerdo con la Encuesta Nacional de Juventud 2005, la mitad de la población juvenil carecía de servicios de salud.

09/GCJ/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content