Inicio » Derechos sexuales en riesgo con PRI o PAN en el poder

Derechos sexuales en riesgo con PRI o PAN en el poder

Por Guadalupe Cruz Jaimes

Los derechos sexuales y reproductivos de las mexicanas estarían en "grave riesgo" en caso de que los partidos Revolucionario Institucional (PRI) o Acción Nacional (PAN) lleguen a la Presidencia, toda vez que ambos se encargaron de penalizar el aborto en 17 estados del país.

En contraste, la llegada al poder del candidato de las izquierdas, Andrés Manuel López Obrador, significaría la oportunidad de crear una política pública en la materia, en lugar de las acciones aisladas que actualmente se llevan a cabo, señalaron representantes de organizaciones de mujeres y derechos humanos (DH).

Adriana Jiménez, coordinadora nacional de la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos en México (Ddeser), dijo a Cimacnoticias que el PRI "jugó en lo oscurito con los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres" al criminalizar el aborto en cualquier circunstancia en 17 estados, mediante reformas a sus constituciones locales en las que "protegieron la vida desde la concepción-fecundación".

Con la aprobación de esas modificaciones legales, aprobadas de 2008 a diciembre de 2010, el PRI, en alianza con el PAN, avaló la criminalización de las mujeres por abortar, acusó Jiménez.

Precisó que según datos de organizaciones defensoras del derecho a decidir, hay mujeres presas por interrumpir un embarazo en al menos 11 entidades federativas. Aunque el aborto haya sido espontáneo, ellas son procesadas incluso por homicidio en razón de parentesco.

Además de los procesos judiciales que deben afrontar las mujeres por aborto, en esos estados la salud y la vida de sus ciudadanas está en riesgo porque ante un embarazo no deseado acuden a servicios médicos inseguros.

El PAN, instituto político que defiende el "derecho a la vida", enuncia en su discurso que está a favor de la prevención para evitar el aborto, pero en los hechos sus legisladores y gobernantes han intentado prohibir el acceso a los métodos anticonceptivos.

Son ejemplo de lo anterior, la diputada federal panista Paz Fernández, quien presentó una iniciativa de ley para prohibir el uso del condón, y el gobernador de Jalisco, el panista Emilio González, quien intentó prohibir el acceso de las mujeres a la pastilla de anticoncepción de emergencia (PAE).

Para Adriana Jiménez, el discurso de Josefina Vázquez Mota, candidata del albiazul a la Presidencia, es "incongruente", ya que la única vía de evitar la criminalización de las mujeres y garantizar su bienestar, es respetando su derecho a decidir sobre su cuerpo, así como su acceso a educación sexual y métodos anticonceptivos.

CONSERVADURISMO

Daniela Díaz, investigadora de Fundar, Centro de Análisis e Investigación, refirió que tampoco hay garantías de que con el PRI y su candidato, Enrique Peña Nieto, se respete el Estado laico, ya que pronunciarse a favor de la laicidad es insuficiente porque no establece cuáles serán los mecanismos para respetar los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres.

La también integrante de la Coalición por la Salud de las Mujeres coincidió con Adriana Jiménez en que con otro sexenio de un gobierno conservador como el PAN, peligra el ejercicio de tales derechos.

Muestra de ello es que en 2010 el PAN presentó en el Senado una iniciativa para incluir en la Carta Magna la protección de la vida desde la "concepción-fecundación" hasta la muerte natural, la cual da derechos inapropiados al embrión (como personalidad jurídica), y penaliza el aborto en cualquier circunstancia.

Alejandrina Rojas, integrante de Salud Integral para la Mujer (Sipam), coincidió en que cada vez que llega un gobierno conservador al poder apuntala leyes restrictivas, que representan "camisas de fuerza" que impiden seguir avanzando en los derechos de las mujeres.

La activista alertó que a la Norma Oficial Mexicana (NOM-007) Atención de la mujer durante el embarazo, parto y puerperio y del recién nacido ?cuya reforma se discute actualmente? se le podrían incluir términos como "concepción", o que en la definición de embarazo se agreguen términos que restrinjan la interrupción legal del embarazo.

En contraste, con la coalición Movimiento Progresista (PRD-PT-Movimiento Ciudadano), que representa López Obrador, se abre la posibilidad de una política pública de derechos sexuales y reproductivos, y no sólo acciones aisladas, como presupuestos etiquetados de género, resaltó Daniela Díaz.

La investigadora consideró que esta posibilidad sólo se vislumbra con la llegada a la Presidencia de las izquierdas, debido a que es el PRD el único partido que explicita en su plataforma política la obligación de garantizar estos derechos mediante educación sexual integral, acceso a servicios de salud sin discriminación y calidez, así como el respeto al derecho de las mujeres a decidir sobre sus cuerpos.

Alejandra Jiménez concluyó que el avance en los derechos de las mujeres se ha conseguido sobre todo en alianza con representantes de la izquierda, por lo que considera que con su arribo al poder abría más posibilidades de progreso en estos temas.

No obstante, dijo que el voto de las mujeres a la izquierda "no es un cheque en blanco", ya que se mantendrán vigilantes de quienes ocupen algún cargo de elección popular, para que cumplan con lo establecido en sus plataformas y compromisos asumidos en campaña.

12/GCJ/RMB/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más