Inicio » Derechos sexuales y reproductivos de las mujeres

Derechos sexuales y reproductivos de las mujeres

Por Gladis Torres Ruiz

Los derechos sexuales y reproductivos pertenecen a todas las personas, sin distinción de etnia, sexo, religión, nacionalidad, preferencia sexual, posición económica o cualquier otra condición.

Forman parte de los derechos humanos, son universales e irrenunciables y su objetivo es que todas las personas tengan una vida sexual y reproductiva satisfactoria y libre de riesgos y se refieren a todo lo relacionado con la vida sexual y reproductiva de las mujeres.

Derechos reconocidos en la Conferencia Internacional de Población y Desarrollo (CIPD), celebrada en la ciudad de El Cairo, Egipto en 1994, y en la IV Conferencia Mundial de la Mujer, realizada en Pekín, China en 1995.

En ambos eventos, se enfatizó la urgencia de programas y servicios de salud reproductiva de las mujeres entendida en un sentido integral y el gobierno mexicano se comprometió a garantizar su cumplimiento.

Asimismo, los derechos sexuales y reproductivos tienen sus bases jurídicas en la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW).

DERECHO A VIVIR

Desde el movimiento de mujeres se entiende que el concepto de salud reproductiva abarca cuestiones biológicas, psicológicas, sociales y ambientales que determinan la salud de la mujer a lo largo del proceso reproductivo y es en este proceso, donde la autonomía reproductiva es fundamental.

De tal manera que toda persona tiene el derecho de decidir cuántas hijas o hijos va a tener; cuándo los tendrá y con qué intervalo de tiempo.

En este punto hay que señalar el derecho a la vida que, en materia de derechos sexuales y reproductivos, tiene que ver particularmente con el derecho de las mujeres a no morir por causas evitables relacionadas con el embarazo o parto.

Lo cual implica que las mujeres tienen derecho a no poner en riesgo o peligro su vida por razones de embarazo.

Las mujeres ponen en peligro su vida cuando ocurre un embarazo antes de los 16 años y realizan un aborto en malas condiciones como las que existen en clínicas clandestinas o con personal no capacitado.

Un embarazo después de los 35 años de edad, embarazos muy cercanos-1 por año- y embarazos numerosos-más de 5 o hasta 3 cesáreas-, también con causas por las que la vida de las mujeres corre peligro.

El derecho a la información y a la educación es fundamental para evitar las muertes de mujeres por causas relacionadas con la maternidad, toda persona, desde temprana edad tiene derecho a ser educada y debe tener igual acceso a información.

Las niñas y los niños, así como las y los adolescentes, tienen derecho a que se les brinde información y se les vincule a programas de prevención de embarazos no deseados, maltrato, abusos y todo lo relacionado con el ejercicio de su sexualidad.

De igual manera las adolescentes embarazadas tienen derecho al apoyo especialmente de su familia, la comunidad y el Estado.

En la Convención sobre los Derechos de la Niñez, se reconoce el derecho a los servicios de planificación familiar.
06/GT/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: