Inicio “Desacatos”, realidad y pasado de las mexicanas

“Desacatos”, realidad y pasado de las mexicanas

Por Anayeli García Martínez

Reflexionar sobre la justicia desde una perspectiva de género, y sobre el papel que las mujeres indígenas desempeñan en la reformulación de los derechos étnicos de sus pueblos, es un aporte al conocimiento de la lucha indígena, concluyeron especialistas en antropología social durante la presentación de la revista Desacatos.

El número 31 de esta publicación, editada por el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS), titulada “Reivindicaciones étnicas, género y justicia” estudia las complejas relaciones de los movimientos, a favor de los derechos de los pueblos indígenas, y la justicia desde una perspectiva de género.

Los estudios de género han enriquecido las ciencias sociales, además de que son un encuentro con la identidad de las mujeres en su capacidad intelectual, afirmó la antropóloga Margarita Dalton Palomo, durante la presentación de la reciente edición de esta revista en las instalaciones del CIESAS.

RECUPERAR EL SILENCIO, TOMAR LA PALABRA

“Somos capaces y hemos despertado”, señaló la también directora de la revista Entrelíneas al hablar de la participación política de las mujeres, quienes luchan porque se reconozcan sus derechos y multiculturalidad a pesar de la impunidad, discriminación y pobreza.

Martha Sánchez Néstor, coordinadora de la Alianza de Mujeres Indígenas de Centroamérica y México, afirmó que los ensayos de esta revista colocan la realidad de los pueblos indígenas pues se acercan a la realidad y pasado de las mujeres mexicanas, guatemaltecas y nativo-americanas.

Apuntó que este trabajo reconoce que ha sido difícil alcanzar el respeto a los derechos indígenas pues el Estado dice reconocer los derechos de las mujeres, un discurso que contrasta con la realidad porque siguen siendo violentadas y además no se garantiza su acceso a la justicia.

Entre los temas de los artículos, se reflexiona acerca de las mujeres mayas guatemaltecas y algunas prácticas de justicia comunitaria que atentan contra su dignidad, como los castigos públicos por prácticas no reconocidas moralmente, ejemplo de ello rapar a mujeres y hombres y arrodillarlos por tres horas ante la sociedad por maltrato a sus hijos.

En otro estudio se señala cómo las indígenas de México intentan incidir en espacios que tradicionalmente han sido dominados por hombres y por normas patriarcales, un claro ejemplo es la política.

Las experiencias de lucha de las mujeres nativo-americanas de Estados Unidos, se encuentra en un ensayo más que desarrolla una crítica de los nacionalismos nativos que se han negado a abordar el tema de la violencia doméstica, por lo que se crea un debate sobre la agenda feminista como una traición a las luchas por la soberanía tribal (justicia indígena en Estados Unidos).

Además se subraya el papel central de la organización socioeconómica como referente clave para comprender la transformación de las relaciones de género al interior de las familias, lo que ha significado que las mujeres se encuentren en una situación de mayor vulnerabilidad para hacer frente a los conflictos y disputas maritales, al volverse dependientes económicamente de los hombres.

10/AGM/LR/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más