Inicio » Desaparición de Cocinas Populares afectará a 1,600 mujeres

Desaparición de Cocinas Populares afectará a 1,600 mujeres

Por Anaiz Zamora Márquez
cocinaspopulares01municaneteblogspotcom

El Gobierno del Distrito Federal (GDF) pretende eliminar las Cocinas Populares de la Ciudad de México, que por más de 35 años han ofertado desayunos a un mínimo costo a personas de escasos recursos, especialmente niñas, niños y adultos mayores, lo que afectaría a las mujeres y jefas de familia que ahí laboran, ya que por su trabajo reciben una despensa mensual.
 
En conferencia de prensa, mujeres integrantes de 36 cocinas denunciaron la medida que pretende implementar el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa, y que en realidad, además de ser una agresión a la labor que por años han desempeñado, es una práctica violatoria al Derecho Humano a la alimentación del que deberían gozar todas las personas.
 
Las Cocinas Populares y Unidades de Servicios Integrales fueron creadas por el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), y promovidas por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).
 
Se estableció que esas cocinas serían operadas por Comités de Mujeres, quienes se encargarían de la preparación de alimentos y del desarrollo de actividades sociales; a cambio de su labor, en lugar de dinero, recibirían al mes una despensa.
 
Leticia Chávez Rodríguez, dirigente de la Coordinadora Popular de Madres Educadoras (Copome), explicó que en 2013 el DIF-DF anunció la suspensión de los apoyos de despensas para las mujeres de los Comités, y en las Reglas de Operación publicadas en 2014 finalmente desapareció el programa que apoyaba a los Espacios de Alimentación, Encuentro y Desarrollo (EAEyD), como fueron llamadas las cocinas a partir de 1989.
 
Expuso que en 2009 cuando el GDF creó el Programa de Comedores Comunitarios, ellas fueron invitadas a participar, pero lo rechazaron al conocer que los lugares sólo ofertarían comidas a un costo de 20 pesos, ya que ellas (instaladas principalmente cerca de escuelas de barrios populares) tienen como función ofrecer desayunos a 6 pesos.
 
Leticia Chávez dijo que tan sólo en 2013 las 36 cocinas prepararon 324 mil 381 raciones alimentarias para 5 mil 105 personas en situación de exclusión o extrema pobreza, por lo que el DIF-DF entregó 30 mil despensas, más de la mitad a hogares con jefatura femenina.
 
Denunció que uno de los argumentos que utiliza el GDF para negar el apoyo de despensas a estas mujeres es que de hacerlo se duplicarían los servicios de apoyo, ya que muchas de ellas son adultas mayores y pueden acceder al programa de pensión alimenticia.  
 
“Lo que el gobierno se niega a entender es que estamos hablando de mujeres que comenzaron a trabajar hace más de 30 años, cuando no eran adultas mayores, y que están exigiendo un pago que les corresponde por un servicio que prestan”, expuso Chávez Rodríguez.  
 
Otra de las justificaciones es que existe un nuevo programa en el GDF, adscrito al de Asistencia Alimentaria, en el que se entregan despensas a personas de escasos recursos.
 
No obstante, para solicitar una despensa de ese tipo primero hay que “convencer al DIF” de que se necesita la despensa, luego enviar una carta explicando detalladamente por qué se cree necesario recibir la ayuda, y después acreditar una serie de requisitos como contar con un teléfono en casa para recibir llamadas.
 
Pero “estamos hablando de mujeres que trabajan en cocinas populares y no tienen teléfono”. A lo que se suma que la despensa será otorgada sólo por un año y los dos años posteriores no, “¿entonces quienes somos pobres vamos a comer un año y dos años no?”, cuestionó Leticia Chávez.
 
Carmen Retana, integrante de la Unión de Mujeres de Ixtlahuaca y de una de las Cocinas Populares ubicada en Iztapalapa, consideró que retirar el apoyo de despensas y eliminar las cocinas es violatoria al derecho a la alimentación, que se consagró en 2011 en la Constitución, debido a la exigencia de las mujeres porque esa garantía fuera elevada a rango constitucional. 
 
Finalmente recordó a las autoridades capitalinas que el desayuno en las personas adultas mayores y principalmente en los niños de 0 a 6 años es primordial, pues “una buena alimentación en los menores garantiza su futuro y adecuado desarrollo y estamos hablando de que atendemos a cientos de niñas y niños cuyas familias no tienen los recursos necesarios para garantizarles esa alimentación”.
 
De acuerdo con un análisis realizado por estas mujeres, de desaparecer el subprograma se afecta el derecho a la alimentación de mil 313 niñas, niños y adolescentes, así como a 691 mujeres y hombres de mediana edad, 470 personas adultos mayores, y mil 597 mujeres integrantes de los Comités.
 
Por ello exigieron al jefe de Gobierno que en lugar de detener el apoyo a las cocinas, cree un Programa de Apoyo de Desayunadores Comunitarios (como piden las mujeres que ahora se llamen las cocinas populares), con presupuesto adecuado para su operación y mantenimiento; además de que se entreguen sin excepción alguna las despensas para las familias integradas a los Desayunadores.
 
Las mujeres anunciaron que mañana a las 10:30 horas marcharán del Hemiciclo a Juárez a la sede del GDF, para manifestar sus demandas.
 
14/AZM/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: