Inicio Desciende maternidad adolescente en Chile

Desciende maternidad adolescente en Chile

Por la Redacción

Un importante descenso en el número de mujeres que son madres durante su adolescencia se ha registrado durante los últimos cinco años en Chile.

Entre 1999 y 2003 se produjo una baja del 26.3 por ciento en el número de inscripciones de niños por parte de madres solteras menores de edad, revelan estadísticas del Servicio Registro Civil e Identificación.

Una encuesta para medir la vulnerabilidad social hacia la pobreza de los chilenos también registró entre 1990 y 2001 una disminución de los nacimientos de madres menores de 20 años.

De acuerdo con ello, la tasa de fecundidad adolescente cayó desde un 33.4 por cada 100.000 jóvenes entre 10 y 19 años anualmente, a 20.6 por cada 100.000 durante el período.

El problema del embarazo adolescente es una preocupación constante para las autoridades. Cuando ocurre, se asocia a deserción escolar, baja escolaridad y pobreza. Se estima que el 28 por ciento de las jóvenes de entre 14 y 17 años que no asisten al colegio se excusa con el cuidado del hijo o un embarazo.

Aún cuando es mayor la información que poseen las y los jóvenes sobre los métodos anticonceptivos disponibles, especialistas aseguran que la falta de programas de educación sexual adecuados aún es relevante, debido en parte a los prejuicios que hay en algunas comunidades para tratar el tema libremente y en todas sus dimensiones.

Camila Maturana, representante de las organizaciones no gubernamentales Foro-Red Salud y Derechos Sexuales Reproductivos, explicó que si bien en términos globales la fecundidad de las niñas entre 15 y 19 años ha caído, “no tenemos certeza de que sea producto de la educación sexual, porque hemos visto que estos temas no se han instalado en los colegios como algo más que información biológica sobre el tema”.

Dijo que no existe un ambiente que acoja las dudas e interrogantes de los jóvenes sobre el sexo, al recordar que en el sistema público de salud no hay centros especializados en la adolescencia que estén preparados para entregar información integral a los jóvenes.

Según la encuesta del Instituto Nacional de la Juventud (2000), la edad de inicio sexual es de 16.2 años en los hombres y 17 años en las mujeres. Sin embargo, en los estratos socioeconómicos más bajos, el 18 por ciento se inicia sexualmente antes de los 15 años y el 60 por ciento lo hace entre los 15 y 18 años.

“El inicio temprano por sí solo no es una situación mala, el problema es que en condiciones de vulnerabilidad social está asociado con una relación sexual sin protección y, por lo tanto, expuesta a enfermedades o un embarazo no deseado”, aseguró Maturana.

La encuesta reveló que el 67 por ciento de los nacimientos por parte de adolescentes entre los 15 y 19 años proviene de menores que pertenecen a los grupos socioeconómicos más bajos, es decir, aquellos donde el ingreso familiar es menor a los 180 mil pesos (268 dólares), en los años 2003-2004.

Si a esto se suma la alta tasa de deserción escolar, se obtiene que esa joven y su hijo están expuestos a perpetuar su condición de pobreza. De ahí la importancia de que las madres adolescentes continúen sus estudios y se sientan apoyadas por la comunidad educativa.

En ese sentido, Maturana dijo que en el proyecto de ley que establece la Jornada Escolar Completa (JEC) se introdujo una indicación que establece una sanción (de hasta un millón y medio de pesos) a los colegios que infringen la norma que les prohíbe expulsar a una estudiante embarazada.

Además, la propuesta señala que los establecimientos deben entregarles facilidades académicas, para que “la rigidez del sistema no se convierta en un expulsor de la menor”, afirmó.

MANUAL DE EDUCACIÓN SEXUAL

A fines del primer semestre de este año se espera que esté listo el nuevo manual metodológico sobre educación sexual.

El material es resultado del programa piloto producido por Servicio Nacional de la Mujer (Sernam), el Instituto Nacional de la Juventud (Injuv) y los ministerios de Salud y Educación, que se desarrolla desde 2001 en ocho comunas del país y busca ampliarse a otras 20 en mediano plazo.

Así lo explicó Cristina Avilés, encargada del programa en el Sernam, quien adelantó que también se trabaja en el montaje de un video que recoge las experiencias vividas por los monitores, estudiantes, padres y profesores que participaron en el plan formativo para los adolescentes de las comunas señaladas.

En cada una de esas comunas se constituyó un equipo de trabajo con la responsabilidad de conducir el proceso de implementación del plan piloto.

Estos equipos están constituidos por representantes del Municipio, de los consultorios de salud, de los establecimientos educacionales, de las organizaciones sociales, de las distintas iglesias, entre otros.

Entre las novedades del sistema está la realización de un diagnóstico local que ayude a determinar los problemas y necesidades para resolverlos.

Avilés explicó que paralelamente a la evaluación de los resultados se comenzó con el diseño de los manuales, que en gran medida recogen las inquietudes expresadas por los jóvenes y sus necesidades de hablar sobre sexualidad libremente y sin recriminaciones por parte de los adultos.

Según la especialista, las evaluaciones arrojaron que, pese a que el contenido de información sobre sexualidad que manejan los adolescentes es alto, reconocen que no lo aplican, por lo que otro de los objetivos es buscar las explicaciones de ese comportamiento.

Estadísticas sobre fecundidad

Entre 1990 y 2001 se observó un aumento en la tasa de fecundidad de las menores de 15 años. Las estadísticas muestran que mientras en 1990 se registró el nacimiento de 742 niños de esas madres, en 2001 éste se elevó a 1.162.

Es decir, mientras la tasa de fecundidad por cada 100.000 niñas entre 10 y 15 años era de 1.2 a principios de la década pasada, 11 años más tarde esta creció a 1.7.

Esta situación preocupa a las autoridades y enciende la luz de alerta respecto a que la educación sexual debe comenzar cada vez más temprano, para poder familiarizar a las y los niños con la importancia del tema.

Además, se ha comprobado que los embarazos en menores de 15 años dañan profundamente su modelo de vida, el de la familia y altera sus posibilidades de educación y trabajo. También existe un mayor riesgo de complicaciones derivadas del embarazo.

2004/GV/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content