Inicio Desinterés público ante la violencia

Desinterés público ante la violencia

Por Soledad Jarquín Edgar

Por muy estremecedoras que parezcan las cifras que se dieron a conocer esta semana sobre la violencia contra las mujeres, con motivo del Día Internacional por la no Violencia contra ellas, son apenas la punta del iceberg porque el grueso y más amplio número de mujeres maltratadas emocionalmente, golpeadas, violadas sexualmente o asesinadas está oculto, y ahí reside la gravedad del enorme desinterés público.

Una de cada tres mujeres deja de trabajar por motivos que tienen que ver con los golpes, con la violencia psicológica y económica ejercida en su contra. Sus ausencias permanentes –por esos motivos- provoca pérdidas millonarias.

A ello, habría que agregar que la atención médica de esas mujeres agredidas física o de forma sexual por sus “divinas parejas” también genera gastos.

En la ciudad de Oaxaca 114 mujeres que fueron canalizadas en los últimos meses con lesiones graves a diversos hospitales, fueron agredidas por sus parejas. Ello porque la mayoría de las mujeres, las jóvenes y las niñas violentadas ni siquiera se atreven a denunciar, lo más lamentable es que para muchas es natural la violencia y viven aterradas sin la información adecuada.

En el marco de los 16 días de Activismo contra la Violencia hacia las mujeres, la regidora de Equidad y Género del gobierno municipal de la entidad, Perla Woolrich Fernández, dio a conocer otro dato estremecedor que muchas mujeres – todavía consideran que tener relaciones sexuales con sus parejas es una obligación, aunque ellas no tengan deseos de hacerlo-.

Ello quiere decir que sistemáticamente son sometidas a abuso sexual dentro del matrimonio o la vida en pareja. Lo dramático es que ellas no saben que lo que hacen con ellas es un delito.

De las mujeres asesinadas, dijo, no tenemos datos exactos. Las cifras son diversas y de acuerdo con el recuento hecho por organismos no gubernamentales es que “podrían” ser más de 30 en este año; sumadas a las 46 registradas, también de manera hemerográfica en 2004, dan como resultado más de 70.

En años anteriores, las estadísticas de mujeres asesinadas es variable, es decir, no hay un registro oficial ni unificado de los casos y eso no es sino resultado del desinterés primario sobre el tema.

La violencia contra las mujeres cobra vidas, muchas vidas. Para mí ya son demasiadas y aunque fuera una sola tendríamos que preocuparnos por lo que pasa dentro del sitio que debiera ser considerado el lugar más adecuado para la seguridad de ellas, sus hogares.

En las comunidades rurales e indígenas, el patriarcado tiene un rostro aún más severo. La impunidad es real. Una investigación académica, que también se dará a conocer en breve, revela casos donde el asesinado de mujeres es maquillado por las autoridades, porque el agresor es familiar de la autoridad o quizá porque siguen imperando los viejos y anacrónicos sistemas caciquiles y, por supuesto, la corrupción que compra silencios. Donde tal vez el miedo o “la costumbre” hacen que la comunidad, como la familia, se vuelvan cómplices de la violencia.

Las otras violencias, la económica y psicológica, son tan dramáticas como las primeras. Las mujeres se quitan la vida con frecuencia por no soportar más la violencia y otras más se convierten en verdaderas esclavas, dependientes totales de sus parejas.

El problema es muy grave, más de lo que podríamos imaginar. En unos días, el gobierno de Ulises Ruiz anunciará una campaña para prevenir la violencia, para que las mujeres tomen conciencia de la necesidad de romper el círculo que representa vivir en un ambiente de gritos, controles emocionales, golpes, condicionamiento económico y lesiones que la incapacitan o que la conducen a la muerte tarde o temprano.

De igual manera, muy pronto conoceremos los resultados de la investigación que realiza en Oaxaca la Comisión de Feminicidio que preside la diputada federal Marcela Lagarde. Lo único que tenemos claro es que los resultados son más mucho más apocalípticos de lo que hoy tenemos como realidad. Para sus

*Periodista Mexicana
Comentarios: mujerypolí[email protected]

05/SJ/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content