Inicio » Desmantelan en EU banda que “arreglaba” matrimonios

Desmantelan en EU banda que “arreglaba” matrimonios

Por Leticia Puente Beresford, corresponsal

Tras cuatro años de investigaciones, autoridades de migración y del Departamento de Justicia desmantelaron aquí una banda que arreglaba “matrimonios ficticios”.

El sofisticado esquema de matrimonios arreglados que llegaba a cobrar hasta 60 mil dólares a extranjeros que buscaban la ciudadanía es considerado por el agente especial de la oficina de investigaciones de Inspección de Inmigración y Aduanas de Los Ángeles, Robert Schoch como un “esquema de fraude migratorio”.

Dicho esquema presenta una abierta vulnerabilidad porque deja abierta la puerta para que la gente, incluso terroristas criminales, ingresen a Estados Unidos y se queden en forma ilegal.

La banda incluso hacía que sus clientes posaran para fotografías de boda, escribían cartas de amor y creaban falsas declaraciones de impuestos conjuntas, dijeron autoridades.

Los precios llegaban a ser de hasta 60 mil dólares, las y los extranjeros los pagaban con tal de conseguir la ciudadanía.

Tina Tran, de 46 años, se declaró culpable de los cargos de asociación para delinquir y de fraude de visas, ante un juzgado federal en Santa Ana, California, donde podría enfrentar hasta 25 años de prisión y una multa de 750 mil dólares cuando se le dicte la sentencia programada para el 18 de diciembre, informaron funcionarios del Servicio de Inmigración y Naturalización (USCIS).

“OPERACIÓN RECIÉN CASADOS”

Hace cuatro años las autoridades iniciaron las investigaciones en el condado de Orange, luego de haber notado que personas estadounidenses solicitaron visas de residencia permanente para más de una esposa.

A esta investigación se le dio el nombre de “Operación Recién Casados” y hasta el momento se detectaron 44 casos bajo cargos de asociación para delinquir, malversación de visas y fraude matrimonial. Se consiguió la condena de 19 personas y otras 24 esperan su juicio.

En agosto pasado, las autoridades de inmigración detuvieron en Washington a 22 personas sospechosas de concertar matrimonios fraudulentos con estadounidenses para legalizar a inmigrantes sin documentos.

El dinero empezaba a correr de la siguiente manera: los foráneos sin documentos que participaron en el fraude generalmente pagaban entre dos mil 500 y seis mil dólares a quienes concertaban cada casamiento.

Los ciudadanos estadounidenses que participaban en el matrimonio, a su vez, recibían cerca de 500 dólares el propio día del “casamiento” y 300 dólares adicionales cada mes durante un año. En la mayoría de los casos, las y los extranjeros conocían a su supuesto cónyuge el mismo día de la boda.

Las autoridades de inmigración podrían comenzar un proceso administrativo para quitar la residencia o un caso de desnaturalización para quitar la ciudadanía a un extranjero que la haya obtenido por fraude.

06/LPB/LR/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: