Inicio » Opinión » Monedero » Despido injustificado de mujer con embarazo de 6 meses

Despido injustificado de mujer con embarazo de 6 meses

Lilia Corral Ozuna, ex empleada de la empresa Soriana Progreso, con seis meses de gestación por su tercer hijo denunció el despido injustificado que la tienda le impuso recientemente.

La afectada acudió a la Subsecretaría del Trabajo y a los medios de comunicación como una forma de protegerse de represalias del que considera un negocio que maneja tretas y coartadas prefabricadas para despedir a los empleados que le estorban o que le pueden costar más de lo que está dispuesto a invertir.

Infinidad de mecanismos son los que ha observado a lo largo de los años que lleva empleada ahí, los artilugios son variados y comunes, por lo que existen muchas formas de presionar a la renuncia voluntaria.

Es el caso de ella, quien como empleada de paquetería y atención al cliente, fue acusada de “agregar” puntos a su tarjeta que funciona como monedero electrónico para hacer compras privilegiadas.

No obstante, la afectada arguye que su clave de acceso o nip es del conocimiento de personal que controla las operaciones que se encuentra en Monterrey, por lo que es una transacción electrónica relativamente fácil de realizar por otra persona que no necesariamente sea ella.

Desde su ingreso el 15 de junio del año 2002, había trabajado en forma tranquila hasta que se presentó éste, que es su tercer embarazo, dado que se catalogó como de alto riesgo lo que implicaba en primer lugar incapacidades inesperadas según el criterio de su doctor, y por otra parte el necesario desempeño en puestos tranquilos donde no hiciera mucho esfuerzo físico.

Asegura que fue después de una incapacidad de 20 días cuando le inventaron que se había expedido una tarjeta a su nombre y que se había acumulado ciertos puntos para hacer compras.

Después de casi cuatro años de trabajo y seis meses de embarazo, piensa que la despidieron con el fin de ahorrarse los pagos de las incapacidades por maternidad.

La causal que argumenta la tienda Soriana es Falta de Probidad, cargo que Lilia Corral quien es esposa de un taxista, decidió enfrentar jurídicamente por considerarla inventada como se ha hecho con otras y otros empleados.

La ex trabajadora asegura que esa, fue una forma de asustarla para después pedirle la renuncia voluntaria lo cual ya ocurrió, pero ella no accedió.

Después de demandarlos por despido injustificado y luego del primer citatorio a ambas partes ante la Junta de Conciliación, reunión a la que la empresa no acudió, más que nunca considera que se trata de un intento más para despedir a quien ahora consideran inconveniente desde el punto de vista económico dada la proximidad de su parto.

Por lo pronto se queda ante un proceso legal inesperado por despido, el nacimiento próximo de su tercer hijo, sin servicio médico para atenderse el embarazo de alto riesgo, sin sueldo y con otros dos hijos que mantener.

06/SNE/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: