Inicio Destacan reformas contra feminicidio, pero crímenes continúan

Destacan reformas contra feminicidio, pero crímenes continúan

Por Anaiz Zamora Márquez

La aprobación de normas en Guatemala que sancionen la violencia de género, incluido el feminicidio, si bien no ha logrado reducir la alta tasa de asesinatos de mujeres en el país centroamericano, contribuye a que la población femenina pueda acceder a la justicia.
 
Durante el Primer Congreso Internacional “Mejores prácticas para erradicar la violencia contra las mujeres” –organizado por el Instituto de Investigaciones Jurídicas (IIJ) de la UNAM–, la magistrada guatemalteca Thelma Aldana Hernández dijo que desde 2008 en Guatemala se ha avanzado en la creación de un marco legislativo para que las mujeres tengan una vida libre de violencia.
 
En la conferencia “La violencia especializada en Guatemala”, la ex integrante de la Corte Suprema de Justicia reconoció que el país vecino registra aún una de las más elevadas tasas de feminicidio a nivel mundial, pero –acotó– la creación de leyes permite a las mujeres víctimas de violencia obtener justicia.
 
Según una investigación de la agencia de noticias Cerigua, entre 2000 y 2012 se registró el asesinato de 6 mil 261 guatemaltecas. Durante los dos primeros meses de este año, las autoridades reportaron 186 homicidios de mujeres a nivel nacional.
 
En 2008 se promulgó la “Ley contra el Femicidio y otras Formas de Violencia contra la Mujer”, a raíz de lo cual se crearon Juzgados y Tribunales Penales Especializados en la atención a mujeres víctimas de violencia –únicos en su tipo en América Latina, según información de ONU Mujeres–.
 
Aldana recordó que la violencia que se ejerce contra las mujeres es distinta al resto de los delitos, pues es motivada por razones específicas y repercute en la salud y desarrollo personal de las mujeres, por lo que, al reformar el sistema judicial guatemalteco para que pudiera juzgar y sancionar este tipo de violencia se han contemplado estas condiciones y las reformas se han planteado desde el mismo Poder Judicial, destacó.
 
Los tribunales especializados son atendidos por personal sensibilizado en perspectiva de género, y brindan atención y protección a las víctimas de violencia desde el momento en que se presenta la denuncia hasta que se determina la sentencia.
 
También se atienden denuncias de violencia intrafamiliar sin necesidad de que sean presentadas por la víctima, y hay un espacio de atención integral para que las y los menores de edad puedan estar bajo el cuidado de las mujeres violentadas. 
 
La magistrada destacó que la existencia de estas instancias especializadas contribuye a obtener registros adecuados sobre las agresiones cometidas contra mujeres, necesarios para conocer las dimensiones reales del problema.
 
Destacó que las denuncias presentadas se han incrementado y que en 2010 hubo 15 mil 375. Al mismo tiempo el número de sentencias con perspectiva de género ha aumentado: mientras en 2008 sólo se emitió una, para 2012 fueron 900.
 
En tanto, Alicia Elena Pérez Duarte –investigadora del IIJ y coordinadora del evento– comparó los avances logrados por México y Guatemala.
 
Detalló que en 2007 se promulgó la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, que tipifica el delito de feminicidio.
 
Abundó que a raíz de la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH) en 2009, por el caso Campo Algodonero, se promovió el modelo de construcción de Centros de Justicia para las Mujeres.
 
Pérez Duarte criticó que estas casas respondan a la simulación del Estado mexicano, para dar cumplimiento a las recomendaciones emitidas por organismos internacionales y no provengan de un verdadero diagnóstico del sistema judicial mexicano.  
 
Señaló que las autoridades se han limitado a integrar en su equipo a psicólogos y trabajadores sociales sin considerar la sensibilización y capacitación del resto del personal, así como la modificación de los reglamentos de los tribunales y juzgados.
 
Recordó que en México aún se requiere que la víctima compruebe que ha sido víctima de agresión.   
 
El Primer Congreso Internacional “Mejores prácticas para erradicar la violencia contra las mujeres” concluye este jueves y es organizado por el IIJ y el Conacyt en un hotel capitalino.
 
13/AZM/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content