Deteriora libre comercio, situación laboral de las mujeres

   Se informaliza el trabajo en AL, Asia y África
Deteriora libre comercio, situación laboral de las mujeres
Cimac | México, DF.- 06/05/2005

En Chile la situación laboral de las trabajadoras se ha deteriorado en calidad, asegura un estudio elaborado por la Alianza Chilena por un Comercio Justo y Responsable (ACJR)

La investigación fue impulsada por el programa "Las Mujeres Hablan", que busca estimular el desarrollo económico, la relación entre mujer y comercio, así como mejorar las políticas comerciales de la Unión Europea (UE) que afectan a la vida de las mujeres en Tercer Mundo, informo la agencia Adital.

Asegura que la agenda mundial del libre comercio condujo, sobre todo en regiones de América Latina, Asia y África, a la informalización de la actividad laboral, con el crecimiento del trabajo independiente y, además, a la feminización del desempleo.

El estudio que fue entregado a la Comunidad Europea (CE) y a la Organización Internacional del Trabajo (OIT) propone una cláusula de género para "todos los compromisos económicos internacionales, que asegure el acceso pleno de las mujeres a políticas de desarrollo social y de equidad de género".

El informe muestra que pese a que las mujeres actúan en distintas formas de trabajo, están en la base de la pirámide económica con actividades poco rentables y con altos niveles de precariedad.

En Chile, la investigación demostró que existe un deterioro general de las condiciones laborales, de manera especial en empleos relacionados con exportación. En peor situación están las trabajadoras de la agricultura y de la industria salmonera.

Las de la agricultura, añade, no pertenecen al sistema de pensiones y no tienen protección de salud o de cesantía, como tampoco reciben pago por vacaciones, "imperan empleos estaciónales, mal pagados y sin ninguna protección social.

Las trabajadoras no saben cuando comenzarán a laborar ni la fecha de término, así como tampoco la duración de la relación laboral, ni el monto de sus remuneraciones", indica el informe.

La industria salmonera, que posee en sus puestos de trabajo 70 por ciento de mujeres, tiene deficientes condiciones laborales. El 80 por ciento de las trabajadoras reciben el sueldo mínimo, están en situación laboral inestable y carecen de beneficios sociales.

El estudio refiere que "el trabajo en la industria salmonera se realiza de pie. Ellas permanecen paradas entre ocho y 16 horas diarias. Sus jornadas son tremendamente largas y extenuantes".

Además, las condiciones de higienes son deplorables, los baños y comedores son sucios e insalubres y el nivel de toxicidad debido al agua clorada es muy alto.

Las 48 horas semanales que la ley laboral chilena permite, no es respetada por las empresas trasnacionales o externas, "donde las trabajadoras deben quedarse hasta que termine el ciclo completo del proceso de producción, muchas veces de hasta 14 horas diarias".

2005/SJ