Inicio Detienen a británico por asesinato de dos mujeres en España

Detienen a británico por asesinato de dos mujeres en España

Por la Redacción

La investigación sobre los brutales asesinatos de dos mujeres jóvenes de la sureña provincia de Málaga, España, tomó un imprevisto giro esta semana con la detención de un ciudadano británico, que ya habría confesado ser el autor de uno de los crímenes.

Tony Alexander King, de 38 años y que trabaja como camarero en un bar frecuentado por británicos llamado The Bowers Arms, fue arrestado en la localidad de Alhaurín el Grande, cerca de Málaga, luego de una operación del Cuerpo Nacional de Policía.

De acuerdo con un reporte de la agencia española EFE, Las autoridades españolas cuentan con sólidos indicios para inculpar a Alexander King.

Entre ellos están el testimonio de su compañera sentimental, las muestras de ADN halladas en las escenas de ambos crímenes y un trozo de vidrio de un faro de automóvil que corresponde al vehículo propiedad del sospechoso. Todavía no se conocen cuáles habrían sido las motivaciones de este hombre para cometer los crímenes.

El británico reside en España desde hace unos seis años y vivía con su novia en un inmueble ubicado en la escuela Emilia Olivares de Alhaurín el Grande.

De hecho, su compañera, una empleada del centro escolar que tiene dos hijas, de 16 y 17 años, también fue detenida como parte de la investigación. King, separado y con una hija, tiene antecedentes penales en su país de origen por robo y actos violentos, aunque nunca ha pisado la cárcel.

La propietaria del bar ya declaró ante las autoridades. Rocío Wanninkhof, de 19 años, desapareció en Mijas en octubre de 1999 y su cadáver fue encontrado tres semanas después en una zona aislada.

El cuerpo de Sonia Carabantes, de 17 años, fue encontrado el 14 de agosto pasado en un terreno baldío cerca de su casa de Coín, de donde desapareció cinco días antes. Tanto Wanninkhof como Carabantes fueron encontradas estranguladas y desnudas aunque en ambos casos no hay señales de violación.

La policía vigiló a King durante toda la noche y procedió a su arresto en las primeras horas de la mañana, cuando salía de su domicilio. EFE asegura que ya ha admitido su responsabilidad en la muerte de Carabantes.

Una de las pruebas que incriminan al británico es el testimonio de su novia: al parecer, la mujer notó restos de sangre en la ropa de su pareja, así como arañazos en su cara en la misma época en que desapareció la joven Carabantes. Incluso dijo que King asistió a la feria de Coín la misma noche en que la chica fue secuestrada.

Otra prueba consiste en un trozo de faro de automóvil hallado cerca de la casa de la víctima la noche de su desaparición y que corresponde exactamente al vehículo de King, un Mazda blanco.

Además, las huellas de las llantas de este coche son iguales a las encontradas en la escena del crimen. Y por si fuera poco, la policía obtuvo una muestra de ADN del sospechoso y la comparó con los restos de piel hallados en la uñas de Carabantes y con la saliva que quedó en una colilla de cigarrillo marca Royal Crown (inglesa) encontrada cerca del cuerpo de Wanninkhof.

Según la prensa española, las tres muestras coinciden a la perfección, aunque el subdelegado del gobierno en Málaga, Carlos Rubio, afirmó que por el momento es “imposible” saberlo.

La Comisaría Provincial del Cuerpo Nacional de Policía informó que ahora se procederá a recopilar más datos, indicios y evidencias para completar las pesquisas.

Al conocer la detención de King, la madre de Wanninkhof, Alicia Hornos, comentó que el cigarro es de una marca solicitada usualmente por ingleses: “Qué casualidad que Loli (en referencia a Dolores Vázquez, quien enfrenta su segundo proceso por este crimen) tenga tantos amigos ingleses”.

Dolores Vázquez fue juzgada y encontrada culpable de la muerte de Wanninkhof en septiembre de 2001, pero fue liberada el año pasado por un tribunal superior que ordenó un nuevo juicio.

Según el diario español El Mundo, el sospechoso trabajó en el Hotel Sultán de Marbella entre enero y abril del 2000, el mismo hotel que dirigió Vázquez de 1996 a 1998 y en cuya guardería laboró Wanninkhof durante dos meses.

Pero un vocero de Protuso SL, la empresa que opera el establecimiento, negó que el británico estuviera en su nómina. En tanto, el diario El País informó que la policía investiga los lazos laborales entre King y Vázquez.

El abogado de la sospechosa aseguró que no conoce a nadie con el nombre de Tony Alexander King “pero no descarta la posibilidad de que esta persona pueda haber trabajado en alguna de las empresas turísticas que ha dirigido”.

No obstante, fuentes de la investigación afirmaron que el británico residió en la colonia El Chaparral, próxima al domicilio de Vázquez.

La detención es un importante avance para resolver una serie de asesinatos de mujeres que ha sacudido a la sociedad española y que son similares por su brutalidad contra el género femenino, a los que se registran en otros países de Iberoamérica.

2003/MES/MEL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más