Detienen a la periodista y activista mexicana Lydia Cacho

Especial - Caso Lydia Cacho
    Contraataque por evidenciar red de pederastas
Detienen a la periodista y activista mexicana Lydia Cacho
Por: Esther de la Rosa
Cimac | México, DF.- 16/12/2005

La periodista Lydia Cacho Ribero, autora del libro Los Demonios del Edén, que vincula a poderosos empresarios con una banda de pederastia y pornografía infantil, fue detenida hoy por acusaciones de difamación contra el rey de la mezclilla, Kamel Nacif Borge.

La periodista esta siendo trasladada por carretera por las autoridades poblanas desde Cancún, Quintana Roo, donde reside la también activista contra la violencia hacia las mujeres.

Ángel López, vocero de la Procuraduría General de Justicia de Quintana Roo, confirmó la orden de aprehensión otorgada por el juez quinto del ramo penal con sede en Puebla con base en la averiguación previa 345/2005. La periodista Cacho fue detenida por un supuesto delito de difamación denunciado por Nacif Borge, empresario textil de origen libanés a quien la periodista acusó de estar relacionado con el líder de la banda, Succar Kuri, también libanés.

Desde la publicación de Los demonios del Edén, Cacho comenzó a ser hostigada y a recibir amenazas de muerte por su trabajo de investigación, en el que apoya la denuncia de pederastía contra Succar Kuri, un millonario empresario hotelero de Cancún.

Cacho menciona en su texto cómo en junio de 1975, Kamel Nacif Borge gracias a sus influencias en los servicios de Migración el aeropuerto mexicano por sus negocios de importación, pudo detener la deportación al Líbano del pederasta Succar Kuri, quien carecía de permiso para trabajar en México.

"Kamel miró a Succar y le preguntó de dónde eran; charlaron u momento y Nacif les dijo: "Suelten al paisano, yo me encargo de arreglarle los papeles".

Cacho asegura que desde entonces, ambos fueron "compadres", y que el pederasta fue socio en varias ocasiones de Kamel Nacif. Apoyándose en las declaraciones del ex administrador de Succar, Cacho menciona que en su sociedad, "Nacif ponía el dinero y Succar el nombre". Según esa fuente, a Kamel la relación le venía bien porque así distraía al fisco.

Cacho también denuncia en su libro que entre las amistades que Succar entabló en Acapulco, gracias a las recomendaciones de Kamel Nacif, se encontraba Joe Rank, dueño del emporio de ropa Aca Joe.

Tras la publicación del libro, Lydia Cacho viene denunciando las amenazas vertidas sobre ellas y el equipo de 40 personas del Centro Integral de Atención a la Mujer de Cancún (CIAM) que ella preside.

Entrevistada por Cimacnoticias el pasado mes de mayo sobre el juicio de extradición a México de Kuri desde Estados Unidos, Lidia Cacho cuestionó el desempeño de la Procuraduría General de la Republica (PGR), sobre todo ante los señalamientos que hizo en su momento el ex procurador general de la República, Rafael Macedo de la Concha, en Cancún, al asegurar que el caso era una investigación crimen organizado que involucraba, además de la pornografía y la prostitución infantil, lavado de dinero.

Lydia aseguró en esta entrevista que lo anterior es un hecho, pues de no haber contado con ella "no habría podido crecer como creció y hacer de la prostitución y la pornografía infantil el gran negocio que hizo".

Para frenar las amenazas, la Red Feminista contra la Violencia de Género, integradas por 20 organizaciones no gubernamentales españolas, exige al gobierno electrónico el cese de los abusos desde su página www.redfeminista.org.

Lydia Cacho trabaja desde hace años como defensora de los derechos de las mujeres, y además es integrante de la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género, de la Red Nacional de Periodista y de la Red de Periodistas México, Centro América y El Caribe.

05/ER/MR