Inicio Deuda de gobiernos con las víctimas de abuso sexual en guerras

Deuda de gobiernos con las víctimas de abuso sexual en guerras

Por la Redacción

El Estado guatemalteco tiene una deuda enorme con las mujeres que sufrieron violencia sexual durante el enfrentamiento armado, y una reparación monetaria no es suficiente para sanar las heridas de la guerra, consideró Rosalina Tuyuc, reconocida activista por los derechos de las mujeres Mayas.

Tuyuc expuso las secuelas que viven miles de mujeres en la actualidad debido a esa práctica del ejército guatemalteco que las utilizó como botín de guerra, en el foro “El aporte de las mujeres a la construcción de la paz” organizado por el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA).

Ante la feminista María Eugenia Mijangos, y la ex secretaria de la Paz, Raquel Zelaya, la activista, quien fundó la Coordinadora Nacional de Viudas de Guatemala (CONAVIGUA), resaltó la carencia de una institución estatal que atienda a estas mujeres, lo que atribuyó a la poca voluntad de los gobiernos posteriores a la firma de la paz.

Son las mismas víctimas las que se han dado a la tarea de sanarse, algunas apoyadas por organizaciones de mujeres dijo Tuyuc, quien además mencionó que con el gobierno de Álvaro Colom, se cerró la posibilidad de crear un ente para atender los diversos conflictos emocionales, físicos y psicológicos que sufren las mujeres.

También consideró sumamente importante que Naciones Unidas haya aprobado la resolución 1325 que reconoce el papel que desarrollan las mujeres en los conflictos armados y habla de las violaciones sexuales que sufren en el contexto de las guerras.

Raquel Zelaya coincidió con Tuyuc en que antes de pensar en una recuperación económica, se debería procurar la salud mental de las víctimas de abusos sexuales, lo que significa un gran reto por la delicadeza con que se tienen que atender los casos, y porque muy pocos médicos en el país, tienen esta especialidad.

De acuerdo con María Eugenia Mijangos, durante el conflicto armado la violencia sexual fue usada como arma de guerra y mujeres de todas las edades fueron afectadas; el 88 por ciento fueron mayas y la mayoría de las víctimas callaron.

Mijangos destacó los diversos instrumentos internacionales que tratan este tema, entre ellos la resolución 1325 de las Naciones Unidas, que insta a los Estados a trabajar el tema de la violencia sexual.

10/RED/LR/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content