Inicio Día internacional de las mujeres por el desarme

Día internacional de las mujeres por el desarme

Por la Redacción

Con motivo del Día Internacional de las Mujeres por el Desarme, celebrado desde 1982, Artemisa Noticias destacó la labor de dos movimientos el Codepink, en Estados Unidos contra la guerra en Afganistán y la Lucha Pacífica de las Mujeres, de Colombia, que intenta una salida negociada del conflicto y visibilizar los efectos de la guerra en la vida de las mujeres

Con color, manifestaciones ruidosas y mucho activismo, inclusive por Internet, las mujeres están logrando que su oposición a la guerra alcance repercusión internacional y muestre una nueva faceta de su compromiso por construir un mundo sin violencias.

“Código Rosa” (http://www.codepink4peace.org) comenzó su tarea en noviembre de 2002 con una marcha en Washington hacia la Casa Blanca para protestar contra la guerra que ya se había desatado en Afganistán y las políticas antiterroristas de la administración Bush.

Eligieron ese nombre para ironizar sobre las alertas lanzadas en materia de seguridad nacional, que respondían al código amarillo, naranja o rojo, según la peligrosidad del momento de acuerdo con los informes de las fuerzas de seguridad estadounidenses.

Se identifican con el color rosa intenso, capaz de atraer la atención del más distraído, así llevando toda suerte de leyendas por la paz y sus parasoles también rosas, estas mujeres marchan de la mano de sus hijas, aunque apenas sepan caminar, también vestidas de rosa.

En su primera marcha, las mujeres de Código Rosa recibieron el apoyo de numerosas organizaciones pacifistas, como también de otras que luchan por los derechos humanos y la ecología.

Continuaron con protestas contra la guerra y por la paz en lugares abiertos, para captar más adhesiones y visibilidad. Las vigilias por la paz y las caminatas como también la firma de petitorios en las calles se convirtieron en sus principales modalidades de trabajo.

La importancia del movimiento que gestaron quedó plasmada el año pasado, cuando las activistas de Código Rosa decidieron acompañar a Cindy Sheehan, la madre de Casey, un soldado de 24 años que murió en el frente de batalla en Irak en 2004. Esta mujer comenzó una protesta que logró aglutinar a familiares de otros soldados que encontraron la muerte en esta guerra y alcanzó ribetes nacionales.

Poniendo a prueba su fortaleza, en agosto de 2005 las mujeres decidieron acampar junto a Cindy Sheehan frente al rancho donde el presidente Bush y su familia planeaban pasar sus vacaciones.

Pero no todo ha sido éxito para las mujeres de “Código Rosa”, en mas de una oportunidad, las sentadas terminaron con represión policial y detención para varias de ellas. No obstante, no pierden su buen humor ni su convocatoria.

El 29 de abril pasado estas mujeres marcharon junto a unas 300 mil personas en la ciudad de Nueva York para protestar contra la guerra en Irak y las amenazas a Irán. Entre otros cantos, las mujeres gritaban “Somos mujeres, estamos marchando, no nos quedamos en el shopping!” y “¡Condi, Condi, Condi Rice, tu política apesta, pero usas lindos zapatos!”.

En Colombia, la lucha de la Ruta Pacífica de las Mujeres sostiene que “las mujeres no parimos hijos e hijas para la guerra”

Con una concepción política y feminista, un grupo de mujeres colombianas inició en 1996 la “Ruta Pacífica de las Mujeres” (http://www.rutapacifica.org.co) con el objetivo de lograr una salida negociada del conflicto armado y visibilizar los efectos de la guerra en la vida de las mujeres.

Declaradas pacifistas, antimilitaristas y constructoras de una ética de la no violencia, desde 1996, se han unido a esta organización 315 grupos y entidades de mujeres de toda Colombia que están coordinadas en ocho regiones.

Todas trabajan para denunciar las graves situaciones de violencia a las que se ven expuestas las mujeres en las zonas de conflicto, tanto en el campo como en las ciudades.

Consideran que esta violencia ha sido invisibilizada y también subvalorada, por ello, parte de su trabajo es deconstruir los símbolos que refuerzan la guerra, la exclusión y el exterminio, construyendo nuevos símbolos para la paz y rechazando la ideología patriarcal que se expresa en nacionalismos, fundamentalismos, militarismo y terrorismos, amenazando la vida y la ciudadanía de las mujeres.

Estas mujeres apuestan por la instauración de la paz con justicia y con justicia de género y el fin de la violencia, incluyendo la violencia de género. También apelan al movimiento de mujeres y feminista mundial para luchar contra la guerra y terminar con el negocio del armamentismo.

06/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más