Inicio Día Mundial del Agua Dulce

Día Mundial del Agua Dulce

Por Mónica Pérez

El agua es un elemento natural esencial para los seres vivos, no obstante, a principios de este siglo nos enfrentamos a la escasez y a un acelerado proceso de agotamiento de este recurso debido a la sobreexplotación de los mantos acuíferos.

En este contexto, hace 12 años, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) a través de su Asamblea General declaró el 22 de marzo como el “Día Mundial del Agua Dulce”, fecha que se celebra ahora en más de 150 países, con el objetivo de concienciar a la sociedad y a los gobiernos de la importancia de impulsar acciones para su uso racional y eficiente.

Sin embargo, a una década de que ONU adoptara dicha resolución, la realidad muestra que esta problemática se agrava. A la sobreexplotación de los mantos acuíferos, se agregan fenómenos como la contaminación del agua y la tala excesiva de los recursos forestales que propician la escasez del vital líquido.

De acuerdo con la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) a mediados de este siglo, alrededor de siete mil millones de personas de 60 países sufrirán escasez de agua.

Otro problema, indica la CNDH, son los dos millones de toneladas de basura que cada día se vierten en ríos, lagos y arroyos. Tan sólo en Estado Unidos, 40 por ciento de los espacios de agua dulce están contaminados con residuos alimentarios, metales, abonos y plaguicidas, mientras que en Europa de 55 ríos, sólo cinco de estos están exentos de contaminación.

Según la misma fuente, se prevé que en los próximos 20 años el abastecimiento de agua por habitante disminuirá en un tercio. Asimismo, estima que para el año 2050, 48 países con una población total de dos mil millones de personas podrían tener menos de mil metros cúbicos de agua por persona al año para todas sus necesidades, frente a los 250 millones de habitantes de 30 países que ya se encuentran en esta situación.

Advierte que las tres naciones y territorios más pobres en agua son Kuwait, con 10 metros cúbicos anuales por habitante; la Franja de Gaza con 52 metros cúbicos; seguidos de las Islas Bahamas, Qatar, Libia, Arabia Saudita, Malta, Singapur y las Islas Maldivas. A diferencia de países como España que cuenta con dos mil 794 metros cúbicos; Estados Unidos 10 mil 837, México cuatro mil 624, China dos mil 295 e India mil 880 metros cúbicos de agua por persona.

Es preciso mencionar que países como Bélgica, Marruecos y la India son los países que tienen la peor calidad de agua, mientras que Finlandia, Canadá y Nueva Zelanda tienen la mejor calidad de este liquido.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) señala que el número de países con problemas de agua podría elevarse a 41 en el año 2020. En tanto que más de dos millones de niños menores de cuatro años, mueren cada año por enfermedades gastrointestinales, provocadas por la carencia de agua para el consumo.

EL SURREALISMO MEXICANO

En octubre del año pasado, mujeres mazahuas de la región de Villa de Allende, en el Estado de México, se organizaron en un frente para defender su derecho y el de sus comunidades al agua.

En esa región, desde 1982, cuando entró en operación el sistema Cutzamala para dotar de agua a la ciudad de México y parte del Estado de México, la Comisión Nacional del Agua construyó depósitos que tenían como fin abastecer a las comunidades del valioso líquido, sin embargo esos depósitos sólo funcionaron seis meses.

Es decir, que pasaron más de 20 años en los que las mujeres mazahuas sufrieron la desesperación de ver que una cubeta tardaba más de cinco horas en llenarse, claro, cuando había agua.

En aquel momento, las mujeres mazahuas obligaron a las autoridades de los tres niveles de gobierno a dialogar con ellas y empezar a trabajar para solucionar su situación.

La comandanta Victoria Martínez, del Frente de Mujeres Zapatistas en Defensa del Agua, culpó a la escasez de agua y la miseria en esta zona Mazahua, a la construcción de la planta potabilizadora, pues a pesar de estar a sólo unos metros, ellas no tenían agua.

Victoria detalló los aspectos más urgentes por resolver, entre los que destacó la calidad y cantidad de agua, así como trabajo para sus compañeros campesinos y maquinaria para rehabilitar sus tierras de cultivo.

Martínez también denunció que las comunidades mazahuas se encuentran en pobreza extrema, las mujeres lavan la ropa con el agua de lluvia y llevan a las niñas y niños a la escuela caminando en un recorrido de dos horas.

Así, en nuestro país un tema recurrente en el debate sobre el agua es el relacionado con los derechos humanos. El argumento sostiene que sin el acceso equitativo a un requerimiento mínimo de agua potable son inalcanzables otros derechos, como la salud, la alimentación y el bienestar en general.

2005/MP/SJ

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content