Inicio » Dígame usted…

Dígame usted…

Por Frida Guerrera*

Disculpe por el sarcasmo, pero sigo en mi necedad de visualizar el feminicidio en México. Sí duele la muerte de cualquier ser humano en cualquier parte del mundo, y me uno a la exigencia de justicia por los atentados en Bélgica e Irak.
 
Sin embargo, me duele ver cómo es más sencillo para el “buen mexicano” desde el “presidente hasta el más aguerrido izquierdista” condenar ataques en Europa, y hacer poco con el feminicidio en México.
 
Sí, no hemos llegado al nivel de los atentados, ¿pero entonces necesitamos eso para generar empatía o lástima internacional referente a las decenas de mujeres que han sido asesinadas tan sólo en lo que va de este año en México?
 
Las cifras son alarmantes y nuevamente disculpe usted la necedad: 261 mujeres asesinadas únicamente en 2016 no son normales, tal vez usted esté comiendo o esté armando su próximo discurso para demandar en un escenario político detener estas cifras; quizá usted esté exigiendo justicia por la desaparición de los 43, y sí, no son ellos, sólo son mujeres que están siendo masacradas.
 
Mujeres que no son un grupo, no son Europa, no son normalistas, y sí, son mujeres que han sido y son asesinadas en este país sin que usted, presidente, gobernador, diputado, senador, sociedad, hagan algo por generar una bandera que las haga ver como un crimen que atenta contra la dignidad humana.
 
Sí, el mundo está hecho una mierda, pero de verdad ¿no vamos a ser capaces de detener el feminicidio en México? Necesita usted una bomba para que decenas de mujeres sean asesinadas y entonces reclamar, exigir un alto… o tal vez la masacre debe ser enfocada a un grupo de mujeres “desaparecidas” para a diario nombrarlas y que se exija y se levante en alto el grito “¡Ni perdón ni olvido!”.
 
No minimizo el dolor de los hechos en Ayotzinapa, ni en Tierra Blanca, ni Tlatlaya, ni Michoacán, ni Veracruz… al contrario, como usted, me he sumado a la exigencia de justicia, pero dígame qué necesitamos para tomar en cuenta que mujeres de 14, 18, 20, 25, 40…80 años son asesinadas, y que pocas son las voces que exigen o hacen algo por detener esta pandemia.
 
El pasado 16 de marzo fueron encontradas en Tijuana siete niñas de entre seis y 12 años; las menores eran violadas y prostituidas por Alfredo Saldaña Palacios, Héctor Saldaña Andrade e Israel Carrillo Pérez. ¿Sabe qué medio lo público? (http://www.lanigua.com/?p=209320)
 
No hubo cartas, ni causas en Change.org para castigar a estos cerdos; nada, no hubo indignación, no están en Twitter exigiendo justicia para estas niñas que se presume podrían ser muchas más y  que ahora están muertas; nada, sólo algunos “likes” en Facebook.
 
Dígame usted, ¿cómo genero su empatía? ¿Cómo lograremos que las redes hagan eco de lo alarmante que para “algunas mujeres y hombres” son los casos de feminicidio en el país? Un país lleno de historias y de decretos juaristas… y me refiero a las redes, porque ahora es desde donde se visualizan los terribles sucesos que existen en México. ¿Cómo lograremos ser escuchados? Dígame cómo.
 
¿Por qué las olvidamos? ¿Por qué no logramos sentir el dolor de sus hijos, sus padres, sus hermanas, sus amigas? ¿O será acaso el miedo a saber que pueden ser asesinadas las mujeres que están a su lado? Es entonces que usted comprenderá que nos están matando y que pocas voces son las que están enfocadas a vislumbrar lo que este México lleno de sangre, y al parecer indolente, exhibe sin tomar en cuenta las alarmantes cifras del feminicidio.
 
¿Dígame cómo dejo de ser necia? ¿Cómo dejo de ser mujer? Dígame usted, ¿cómo logró que alguien importante en las redes  ayude, y entonces los grandes medios lo retomen y logremos que el feminicidio realmente sea tomado en cuenta?
 
¿Qué necesitamos para entender que todos estamos siendo asesinados un poco cada vez que una mujer muere en manos de su pareja, su padre, su hijo o la delincuencia organizada?
 
*Comunicadora libre, bloguera mexicana.
 
16/FG/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más