Discusión de aborto en Argentina se enfrenta a un senado conservador

INTERNACIONAL
Aborto
   Se enfocan en “derechos del feto” y olvidan los de las mujeres
Discusión de aborto en Argentina se enfrenta a un senado conservador
Imagen cortesía de Sol Atta integrante de la agrupación Las Rojas
Por: Aline Espinosa Gutierrez
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 18/07/2018

La aprobación del proyecto de despenalización del aborto en el Senado argentino se enfrenta a un panorama difícil, ya que las y los senadores de provincias conservadores han presionado porque el debate –que inició el 3 de julio- se dirija al tema de “salvar las dos vidas” y se deje a un lado los derechos de las mujeres.

En entrevista con Cimacnoticias, la representatnte de la Red por una Comunicación No Sexista (PAR), Marcela Gabioud, dijo que las y los senadores de provincias conservadoras como Tucumán, San Juan, la Rioja, entre otras, han fomentado que prevalezcan las opiniones en contra del proyecto bajo una dinámica de presentar argumentos más violentos como imágenes de “fetos” que respalden sus ideas.

Comentó que a diferencia del manejo del debate en la Cámara de Diputados, en el Senado las y los expositores -biólogos, militantes, activistas, profesionales de la salud- pueden ser interrumpidos durante su discurso para ser cuestionados “por qué sí”, lo que resulta en sesiones más largas y se pierda el tema de los derechos reproductivos de las mujeres.

En estas provincias, explicó, existe una presencia “muy grande” de la Iglesia católica, por lo que sus argumentos se han enfocado en qué pasa con la vida del “niño a nacer”, en el costo de los medicamentos, y en qué derechos se defienden más, si los de las mujeres o del “feto”.

Entre los argumentos a favor, dijo la integrante de la PAR –grupo de mujeres periodistas que cubren el debate- se habla del porqué es necesario una ley que sea “clara”, que no obstaculice el derecho de las mujeres a una atención segura con el fin de que sea aplicada en todas la provincias.

Hasta el momento, de las 72 personas que integran el Senado, 26 ya se han manifestado en contra de legalizar el proyecto, 17 han dado su apoyo y 29 siguen sin definir su voto.

Cabe recordar que el proyecto -fue aprobado en junio con media sanción en la Cámara de Diputados- cuenta con 22 artículos que permiten la interrupción del embarazo en las primeras 14 semanas de gestación con la aprobación de las mujeres, y que la práctica de éste sea gratuita y de prestación obligatoria tanto en los centros de salud públicos como privados, sin importar si el personal médico es o no objetor de conciencia.

Esto último, explicó Marcela Gabioud, ha generado el rechazo de más de una docena de centros médicos religiosos y privados del país, quienes demandan su derecho a una objeción de conciencia institucional.

Ante este panorama pronosticó que la votación final se definirá en el último momento, ya que muchos senadores se han mantenido indecisos, pero aseguró que la presión y activismo por parte de la sociedad civil y feministas – como sucedió en la Cámara baja- influirá en el momento de la votación.  

De no aprobarse la ley, dijo, el gobierno de Argentina dejaría la lucha de casi 12 años feminista en el peor escenario y las mismas condiciones de riesgo para las mujeres, sin embargo, resaltó que desde marzo - fecha en la que se presentó el proyecto por séptima vez- se abrió un debate del derecho de las argentinas a “decidir sobre su cuerpo” que no tendrá marcha atrás.

La exposiciones en el Senado finalizarán la próxima semana. Para la siguiente, las y los senadores deberán analizar su voto y darlo a conocer el 8 de agosto en la sesión final –fecha definida en la plenaria de Comisiones de Salud, Justicia y Asuntos Penales y Asuntos Constitucionales-.

MARTES Y JUEVES VERDES

En días anteriores la  Red de Profesionales de Salud por el Derecho a Decidir, integrada por más de mil profesionales de la salud de todas las provincias del país, lazó la campaña #ContasConNosotrxs, mediante la cual difundió el derecho de las mujeres al aborto, más allá de los valores morales e individuales.

“Somos quienes creemos que el sistema de salud debe ser parte de la solución y no del problema, porque somos quienes nos negamos a reproducir la violencia institucional y la misión sobre el derecho de las mujeres que deciden o no gestar”, declararon en un comunicado las y los integrantes de la campaña.

Mediante diversos post y bajo el hashtag #ContasConNosotrxs, aseguraron que negar el acceso de las mujeres a un aborto seguro y a una atención de calidad, se encuentra al mismo nivel de ilegalidad y violencia que obstaculizar cualquier práctica de salud como el acceso a la medicación ante un infarto o una herida por arma.

Esta campaña se sumó a las actividades encabezadas por integrantes de la “Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuitito” –principal organización que ha impulsado la aprobación del proyecto- así como de estudiantes y otros colectivos que demandan se implemente la educación sexual en sus escuelas.

Tal impacto ha tenido el activismo de las argentinas que el símbolo de su lucha, el pañuelo verde, ha sido distribuido en diversos países de América Latina. Hasta el momento, la Campaña Nacional estima haber repartido un pañuelo a más de 17 mil mujeres y hombres de diferentes edades.

18/AEG/LGL