Inicio Discuten Igualdad de Género como Eje del Trabajo decente

Discuten Igualdad de Género como Eje del Trabajo decente

Por Alejandra González Méndez

Del 3 al 19 de junio se lleva a cabo en Ginebra, Suiza, la 98 Conferencia Internacional del Trabajo (CIT), organizada por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en cuyo marco se discutirá el informe La Igualdad de Género como Eje del Trabajo decente.

Este informe fue presentado por la Comisión de la Igualdad de Género, cuya vicepresidenta del grupo de empleadores es María Fernanda Garza, vicepresidenta de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), y discutido por la Comisión a través de 12 sesiones, cuyas conclusiones serán presentadas el próximo 17 de junio ante la CIT.

La Comisión está integrada por 165 miembros, 82 miembros gubernamentales, 30 miembros empleadores y 53 miembros trabajadores, y la intención es la de “generar una comprensión compartida de las oportunidades y los desafíos existentes, evaluar la situación actual y lograr un consenso para que los mandantes puedan trazar un curso estratégico en la promoción y el logro de la igualdad entre mujeres y hombres”, según lo expresó el presidente de la Comisión, Fredrik Arthur, representante gubernamental de Noruega.

La última vez que se llevó a cabo una discusión sobre el tema de la igualdad de género dentro de la CIT, fue en 1985 y, de acuerdo con Jane Hogs, directora de la Oficina para la Igualdad de Género, se ha logrado una gran evolución desde entonces.

Sin embargo, Hogs admite que aún hay muchas cosas que trabajar, como el hecho de que existan brechas salariales basadas en el sexo, la desproporcionada presencia femenina en puestos de trabajo mal remunerados y que requieren escasas calificaciones, y en la economía informal, además del hecho de que quienes ejercen el trabajo doméstico remunerado carecen de protección y están en situación de vulnerabilidad.

Mencionó también que la crisis económica mundial, que amenaza logros aún incipientes en el terreno de la autonomía de la mujer, paradójicamente también brinda posibilidades para abordar la disparidad de la relación de poder entre las mujeres y los hombres. “Esta Comisión podría contribuir a que la labor futura de la OIT — y las respuestas a la crisis del empleo — equilibrara más la carga social y económica que recae sobre las mujeres”.

Por su parte, Fernanda Garza comentó que no hay una única fórmula para dar respuesta a todas las situaciones. “Las actividades deben adaptarse diariamente a los diversos problemas, tales como la crisis económica y financiera, la adaptabilidad y la innovación son fundamentales para atender a las necesidades de las trabajadoras y de las empleadoras”.

Comentó además que en un contexto de crisis era importante promulgar leyes más flexibles. Se debían sustituir las reglamentaciones obsoletas y se debían reconocer diferentes normas y formas de empleo que respetaran plenamente los derechos de las trabajadoras.

Garza comentó que es necesaria la creación de nuevas modalidades de empleo que permitan a las mujeres conciliar su vida personal con su vida laboral, tales como el trabajo a tiempo parcial o a distancia, que respeten los derechos laborales y no mermen la seguridad en el empleo.

El informe a discutir en la CIT abarca temas como las mujeres y la pobreza, la actual crisis económica y financiera, el cambio climático, trabajo decente, protección social, entre otras, todos estoa abarcados desde una perspectiva de género.

09/AG/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content