Inicio Disminuye 20 por ciento mortalidad infantil en México

Disminuye 20 por ciento mortalidad infantil en México

Por Román González

En nuestro país la mortalidad infantil disminuyó en poco más de 20 por ciento con relación a 1994, es decir de 31.4 a 24.9 defunciones de menores de uno año por cada mil nacidos vivos, lo que significa que tan sólo en el año 2000 se evitaron alrededor de 20 mil muertes de niñas y niños, de acuerdo con informes del Consejo Nacional de Población (Conapo).

Ayer, se conmemoró el Día Mundial de la Población, bajo el tema central de la Conferencia Internacional de Población y Desarrollo (CIPD), El Cairo + 10, cuya apuesta es implementar medidas que reduzcan las desigualdades entre ambos sexos.

Sin duda -según Conapo, organismo dependiente de la Secretaría de Gobernación (SG)-, la difusión de la planificación familiar durante los años recientes propició una disminución de la fecundidad de alrededor de 20 por ciento, al pasar de poco menos de 3.0 a cerca de 2.4 hijos promedio por pareja entre 1994 y 200.

En 1994, Chiapas, Oaxaca y Guerrero consideradas entidades con muy alta marginación, morían en promedio, 36 menores de un año porcada mil nacidos vivos, mientras que en las de menor marginación, esta cifra ascendía a 21.5.

Para el año 2003, en los estados mencionados, se estimó una mortalidad infantil casi de 26 menores de un año por cada mil nacidos y para los menos marginados, de 16 menores de un año por cada mil nacidos vivos. Esto es, las expectativas de vida para la infancia mexicana aumentaron.

LA INFANCIA

La población de niñas y niños de cero a 14 años asciende en 2004 a 32.4 millones, del total, 16.7 millones son niñas. La mayoría vive en las grandes ciudades, es decir, en los asentamientos urbanos con 100 mil o más habitantes. Más de una cuarta parte habita en localidades rurales.

Cuatro de cada cinco menores vive con su madre y padre, en tanto que y uno de cada siete sólo con su madre. Apenas tres por ciento vive en hogares donde ninguno de sus padres está presente y sólo uno de cada 100 vive con el padre.

Además, el 92 por ciento de los menores de entre seis y 14 años asiste a la escuela. El 96.4 por ciento de quienes tiene seis y 11 años van a la primaria y 84.8 por ciento de 12 a 14 años, asisten a la secundaria.

NO HAY AVANCE PAREJO

La fecundidad también expresa las desigualdades e inequidades del desarrollo, de manera que los estados más marginados y con menor desarrollo humano presentan en general las más elevadas tasas globales de fecundidad, lo que se asocia, entre otros aspectos, a una menor posibilidad de las mujeres de satisfacer su demanda de métodos anticonceptivos.

Para 1994, de acuerdo con informes de Conapo, el número de promedio de hijas e hijos que tenía una mujer a lo largo de su vida reproductiva variaba entre 3.8 y 2 en las entidades federativas, mientras que en el 2003, este rango fue de 2.7 a 1.8 hijas e hijos por mujer.

En el 2000, las mujeres hablantes de alguna lengua indígena tenían en promedio, 3.2 hijos nacidos vivos, mientras las no hablantes 1.7.

En ese sentido, en los últimos nueve años, han sido las mujeres sin instrucción quienes reportan mayor número de hijos en promedio por mujer –cinco en 1990 y 4.7 en 1999–, aunque la brecha que las separa de aquéllas que cursaron al menos la primaria ha venido disminuyendo, este grupo de la población tuvo, en promedio, 3.4 en 1990 y 3.1 en 1996

En 1994, la población mexicana ascendía a 92 millones de personas y se estimó que por cada mil habitantes nacieron en el país 26.1 menores vivos y murieron 4.8 personas, lo que resultó un crecimiento natural de la población de 2.13 por ciento.

Luego, nueve años más tarde, la población sigue creciendo, estimándose en 104.2 millones de personas en 2003, pero ahora a un ritmo marcadamente menor. Se estima que en ese año, nacieron 19.3 menores vivos y murieron 4.5 personas por cada mil habitantes. Actualmente, la población en México se calcula en más de 105 millones de habitantes, de los cuales más de 54 millones son mujeres y más de 50 millones son varones.

Uno de los objetivos primordiales de los acuerdos de la CIPD de El Cairo, en 1994 fue mejorar la calidad de vida y el bienestar de los seres humanos y promover el desarrollo humano como derecho universal e inalienable y parte integral de los derechos fundamentales.

La política de promover la equidad y la igualdad de los sexos y los derechos de las mujeres, eliminar la violencia de todo tipo contra esta parte de la población y asegurar que sean ellas quienes controlen su propia fecundidad, es la piedra angular de los programas de población y desarrollo.

Los derechos humanos de la mujer, las niñas y los jóvenes son parte inalienable, integral e indivisible de los derechos humanos universales.

Además, la plena participación de las mujeres en condiciones de igualdad en la vida civil, cultural, económica, política y social en el ámbito nacional, regional e internacional y la erradicación de todas las formas de discriminación por motivos de sexo son objetivos prioritarios de la comunidad internacional.

PERSPECTIVA DE GENERO

La inclusión de la perspectiva de género en las acciones y programas gubernamentales ha sido un mandato internacional contemplado en la CIPD, sí como en otros documentos internacionales suscritos por México, para avanzar hacia una plena igualdad entre mujeres y hombres.

En el caso de programas gubernamentales de educación no formal, orientados a niñas y niños que incluyen el tema de la violencia sexual, sólo en los estados de Oaxaca y Baja California Sur, se impulsaron acciones de carácter estatal desde 1994 y 1995 respectivamente, para el resto del país, es hasta el año 2001 en el que se iniciaron algunas acciones.

2004/RG/GV/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content