Inicio Dos mujeres incluidas en el nuevo gobierno de Afganistán

Dos mujeres incluidas en el nuevo gobierno de Afganistán

Por Katja Reim

Dos funcionarias, una para los asuntos femeninos, la otra para la Salud, y un acuerdo provisional de ocho páginas en el cual aparece solamente dos veces la palabra mujer, son los resultados para la población femenina de la Conferencia Interafgana que concluyó hoy en Bonn, Alemania.

Este gobierno provisional es una alianza inmediata sin sustento real que va a durar poco tiempo, sentenció el periodista y especialista de Medio Oriente, Guillermo Almeyra, al referirse a la Conferencia Interafgana que se efectuó durante nueve días en Bonn.

En entrevista con esta agencia de noticias, Almeyra explicó que la inclusión de las mujeres en el nuevo gobierno afgano tiene más que ver con el intento de calmar la exigencia de la opinión pública que con una convicción o compromiso de incluir en la vida pública a las mujeres.

Las dos mujeres incluidas son la médica Sima Samar, en asuntos femeninos, única mujer de cuatro viceprimeros ministros y Suhaila Seddiqi como ministra de salud.

Sin embargo, la dificultades para el gobierno afgano de transición empiezan, pues el presidente provisional Hamid Karzai, jefe de los Pashtún, la etnia a la que pertenecen también los talibanes, el día de hoy, fue herido en Kandahar, por la explosión de una bomba estadounidense que mató a tres soldados de Estados Unidos.

La Alianza del Norte — formada por grupos armados que según organizaciones de derechos humanos ha violado, robado y secuestrado — recibe los tres ministerios de más poder: el ministerio del interior, encabezado por Yunis Qanuni, en el ministerio de defensa, Mohammad Fahim y en relaciones exteriores, Abdullah Abdullah.

Guillermo Almeyra dijo que bajo este gabinete las mujeres no pueden jugar un papel importante porque los integrantes no solamente defienden el patriarcado, sino rechazan una participación de las mujeres en la sociedad.

Almeyra explicó que los jefes de las diferentes etnias son rivales, por lo que auguró que esta alianza se romperá tarde que temprano. Cuando mucho, dijo, cumplirán el plazo de dos años que tiene como máximo pero al momento de las elecciones del próximo gobierno seguramente se encenderán nuevamente los conflictos interétnicos.

Para Almeyra una posibilidad real para la paz en Afganistán tiene que ver con una distribución equitativa de los ingresos, una vigilancia real de las Naciones Unidas y una inversión gigante para establecer la infraestructura de escuelas, un red de salud y una alternativa al cultivo de opio.

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más