Inicio Durante 2009 se perdieron 500 mil empleos en el campo

Durante 2009 se perdieron 500 mil empleos en el campo

Por Redaccion

Las familias que viven en el campo han enfrentado grandes pérdidas en los últimos tres años con el aumento de precios de los productos de la canasta básica, y el número de agricultores que ya no pueden comprar esos insumos, es de más de 28 millones 280 mil personas.

Con los actuales ingresos, sólo tres millones 954 mil familias del campo pueden comprar los productos de la canasta básica, pero durante 2009 se perdieron 500 mil empleos en ese sector, precisa el estudio Pobreza, Migración y Remesas en México, elaborado por investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

La actual política hacia el campo, el empeoramiento de la crisis agrícola, la baja en los precios de los productos agrícolas y el encarecimiento de los insumos, son algunos de los factores que han influido para la actual situación en el campo, sostiene la investigación, publicada por la UNAM.

A mayo de 2009, de los 33.185 millones de personas que se encontraban en el medio rural, precisa el estudio, sólo 8.5 millones de personas estaban ocupadas en las actividades agrícolas y ganaderas.

Del total de la población rural, el 35 por ciento no reciben ingreso (11 millones 615 mil 000 personas); 24 por ciento, tiene hasta un salario mínimo (siete millones 964 mil 400 personas); 27.9, de uno hasta dos salarios mínimos (8 millones 421 mil 615 personas); el siete por ciento recibe de dos hasta cinco salarios mínimos (2 millones 112 mil 950 personas), y sólo 6.1 por ciento de los trabajadores agrícolas, obtiene un ingreso superior a cinco salarios mínimos (1 millón 841 mil 285 personas).

EMIGRAR, OPCIÓN PARA VIVIR

Por lo tanto, una de las formas que han utilizado las familias del campo para detener el continuo deterioro de sus condiciones de vida, ha sido migrar de sus comunidades, fenómeno que se ha incrementado en un 40 por ciento en los últimos seis años.

De 1995 al 2000 se duplicó el número de hogares que reciben remesas, es decir pasó de 600 mil hogares a 1.2 millones. Para el año 2005, la cifra casi se cuadruplicó y los hogares que recibieron esos recursos de manera directa e indirecta, sumaron 4.1 millones de hogares.

Hoy, las condiciones de vida de las familias que reciben las remesas -a pesar de la disminución por la crisis-, no ha mejorado. La pérdida de 500 mil empleos –sólo en el sector rural- en 2009 y el nulo crecimiento de la economía, no ha evitado que las remesas sean el sostén de una parte significativa de las familias en el campo y las ciudades.

Datos oficiales del Banco de México revelan que las remesas en México pasaron de 22 mil 54 millones de dólares en 2006, a más de 22 mil 600 millones de dólares registrados de enero a octubre del 2009.

Según el estudio, el destino de las remesas dentro del gasto de las familias en México se distribuyó de 2007 a 2009 de la siguiente manera: gastos corrientes -que se refieren a comida , renta y salud- pasaron del 78 al 81 por ciento; ahorro, de 9 a 7 por ciento; gastos escolares del 7 al 6 por ciento; compra de propiedad, bajó de uno a cero por ciento; el destino de esos recursos a la inversión en un negocio, se mantuvo en uno por ciento y la aplicación de los mismos a gastos diversos, aumentó de 4 a 5 por ciento.

El ingreso mensual de los hogares, por concepto de remesas en México, disminuyó el año pasado por la crisis económica, subrayan los autores del estudio; David y Javier Lozano Tovar, Jaime Vázquez, Guadalupe Zavala y Luis Lozano Arredondo del Centro de Análisis Multidisciplinario de la Facultad de Economía de la UNAM.

10/LR/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content