Inicio Economías fronterizas en deterioro

Economías fronterizas en deterioro

Por Hypatia Velasco Ramírez

La desaceleración económica que sufrió Estados Unidos luego de los ataques del 11 de septiembre de 2001 sumió a las economías fronterizas de nuestro país en un detrimento notorio. Como consecuencia las mujeres fueron expulsadas de forma masiva de las industrias maquiladoras.

Así lo señala el texto Mercados de trabajo urbano y desigualdad de género en México a principios del siglo XXI, de Marina Ariza investigadora del Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) e incluido en el libro La situación del Trabajo en México 2006 editado por Plaza y Valdés.

En su artículo, Ariza indica que el impacto ante esta desaceleración y su respuesta no sólo tuvo que ver con la ubicación espacial de las ciudades y de su especialización económica, sino también con el carácter femenino o masculino de la fuerza de trabajo: las mujeres fronterizas se replegaron más en la inactividad que los hombres.

Como ejemplo de lo anterior se puede señalar que mientras en el 2000 en Ciudad Juárez el 49.5 por ciento de la población económicamente activa eran mujeres, en 2003, dos años después de los atentados, la población femenina en el mismo sector se redujo al 39.8 por ciento, es decir disminuyó 9.7 puntos porcentuales, según datos de la Encuesta Nacional de Empleo.

Y es que, de acuerdo con Ariza, aún cuando la cobertura social e ingreso medio denotan mejores condiciones relativas de trabajo en conjunto para la fuerza laboral en las ciudades fronterizas, éstas dependen en gran medida del dólar americano. Por ello, en la frontera norte los costos son más elevados.

En lo que se refiere a la cobertura social, la investigadora indica que las ciudades fronterizas aventajan a los centros urbanos no ubicados en frontera, pues en estados como Mérida y Veracruz entre un 45 y 50 por ciento de las y los asalariados carecen de algún tipo de prestación social, en ciudades como Matamoros, Tijuana y la Ciudad de México hay un incremento en la tendencia a brindar trabajos sin prestaciones laborales.

Y aunque Ciudad Juárez continúa siendo el mercado que ofrece mayor cobertura social, es también el mercado que ofrece los más bajos salarios dentro de las ciudades norteñas, subraya la autora.

Asimismo, las ciudades fronterizas demandan en su mayoría la fuerza de trabajo de las mujeres. No obstante, son las que generan la mayor brecha salarial entre hombres y mujeres.

En Ciudad Juárez, en 2003, entre mujeres y hombres de 25 y 49 años ellas ganaban el 16.2 por ciento del ingreso medio por hora y los varones el 19.3, es decir la brecha salarial en este estado era del 3.1 por ciento, según la Encuesta Nacional de Empleo.

Al respecto, la Ciudad de México y Veracruz “parecen ofrecer un entorno laboral más favorable a la actividad económica femenina”.

Sin embargo, concreta Ariza, la zona centro registró un impacto por la devaluación monetaria de mediados de los noventa, aunque con leves repercusiones en las ciudades fronterizas, afectó en mayor medida a las mujeres trabajadoras que a los hombres.

Y en el sur, hubo deterioro de las comisiones, descenso de las prestaciones laborales y pérdida de calidad del empleo, pero no un impacto en términos de caída ni perdida de trabajo como en la frontera norte

Ariza enfatiza que la concentración de mujeres en una sola ocupación, actividad o sector conduce a consecuencias significativas para sus niveles de ingreso, sus posibilidades de movilidad y de profesionalización, entre otros.

Ante estas situaciones, aún cuando la desigualdad de género continúa siendo constante en los mercados de trabajo urbano en México, hubo un “moderado avance hacia la equidad en el periodo 1991-2000” en aspectos como participación económica, ingreso medio por hora y trabajo de tiempo completo.

Sin embargo, asegura, el hecho de que quedaran en la frontera norte menos mujeres en la población económicamente activa no se tradujo en una mejoría en su situación laboral respecto a los hombres.

07/HVR/ML/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más