Inicio Ejército aplica tortura psicológica a Xiomara Castro, a su hija, madre y suegra

Ejército aplica tortura psicológica a Xiomara Castro, a su hija, madre y suegra

Por Lourdes Godínez Leal

Xiomara Castro Sarmiento; Xiomara Hortensia Zelaya Castro; Hortensia Rosales, viuda de Zelaya y Olga Doris Sarmiento, esposa, hija, suegra y madre del presidente constitucional de Honduras, José Manuel Zelaya, retenidas desde hace 7 días en un hotel del departamento de El Paraíso, están siendo torturadas por el Ejército, a las órdenes del gobierno de facto que perpetró un golpe de Estado desde el pasado 28 de junio.

No las han dejado dormir y amenazan con sacarlas del país, denunció la feminista Daysi Flores, en entrevista telefónica con Cimacnoticias. Aunque tienen algunos servicios, la comida la reciben de la población que se solidariza con ellas, cuando se les permite acercarse, pero las amenazas de que las sacarán del país continúan.

Las familiares de Zelaya, dos de ellas de 80 años de edad, fueron detenidas por los militares cuando intentaban llegar a la frontera con Nicaragua, donde el presidente tocó suelo hondureño por dos horas.

La también conductora del programa Tiempo de Hablar, producción del Centro de Derechos Humanos de las Mujeres de Honduras, el cual fue sacado del aire desde el sábado 11 de julio, informó que la gente que se encontraba en los retenes militares ha sido liberada desde el martes.

Sin embargo aún existen alrededor de mil 500 personas en la zona de El Paraíso, donde se encuentra la esposa de Zelaya con su hija, su madre y suegra, en solidaridad con ellas y otros más que permanecen en el departamento de Las Manos.

Aunque no es una guerra declarada, dice Flores, el escenario es de tal: tanquetas de guerra con gases lacrimógenos, bombas, la policía antimotines dispersando a los manifestantes a golpes, aún cuando son mujeres ¡las condiciones de represión son bárbaras! exclama la feminista.

Hoy, cuenta, como todos los días, hubo una manifestación en el retén de El Durazno ubicado en la salida norte de la capital de Honduras donde los manifestantes se reunirían para bloquear la entrada y salida del comercio, pero hubo una represión brutal para impedirlo, se les atacó con balas de madera y hay muchos heridos.

FEMINISTAS CONDENAN SILENCIO DE ONU

En sus comunicados, las feministas han denunciado que hay muchas personas heridas y han pedido ayuda internacional a los organismos defensores de derechos humanos, pero a un mes del Golpe de Estado, 7 personas han muerto a manos del Ejército y hay cientos de personas heridas sin atención.

Daysi Flores denunció la indiferencia de organismos de Naciones Unidas y de Derechos Humanos internacionales frente a esta crisis que, dijo, ya tendrían que estar interviniendo como lo hacen en todos los países donde ocurren conflictos de esta naturaleza.

Pero no ha sido así “nos han dejado solos, hay muy poca intervención de organismos de la ONU, no hay esfuerzos para darles alternativas de atención humanitaria para la gente”, lamentó.

Dijo que en días pasados el movimiento feminista hizo un plantón frente a la Cruz Roja local para exigirle su intervención, pero la directora de la institución les respondió “que era una crisis política y no correspondía a esta institución intervenir”.

La feminista explicó que quienes han resultado heridos en estas manifestaciones no acuden a los hospitales públicos por la poca capacidad que éstos tienen de atención y porque algunos de “los compañeros” que fueron llevados ahí para atenderlos, fueron arrestados, por eso ya no van.

Las escuelas que se ubican en la zona de El Paraíso permanecen cerradas por el toque de queda y, aunque las de otras localidades están abiertas, los maestros se han dado a la tarea de comunicar sobre los acontecimientos en el país a los estudiantes, porque prevalece el cerco informativo.

Hoy, el Magisterio Nacional inició un paro que concluirá mañana, aunque señaló que la participación de este y del movimiento estudiantil ha sido muy poca lo que en su opinión se debe a dos causas: la primera que tiene que ver con la división que hay al interior del magisterio y la segunda relacionada con la política emprendida en este país centroamericano para “desorganizar a la gente, hay muy poca formación política”.

La activista dijo que el movimiento feminista continuará con sus acciones de protesta y preparan para el próximo sábado una jornada contra el cerco mediático.

097LGL/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content