Inicio » El aborto clandestino

El aborto clandestino

Por Hilda Soria

A pesar de que el aborto en México no es legal y sólo esta permitido en algunas excepciones, muchas mujeres interrumpen su embarazo fuera o al margen de la ley, independientemente de las condiciones sanitarias en las que se realice, es decir de forma clandestina.

El aborto clandestino ha sido definido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como el procedimiento para interrumpir el embarazo que es realizado por personas que carecen de la experiencia y conocimientos necesarios o en un entorno sin los estándares médicos necesarios o ambas cosas.

¿Entonces las mujeres que se someten a un aborto clandestino obtienen un aborto inseguro?

La respuesta es no, pues en los países donde el aborto está prohibido o restringido, las mujeres con recursos económicos suficientes tienen abortos clandestinos pero no siempre son inseguros, generalmente pueden pagar los servicios de personas o instituciones debidamente capacitadas y equipadas.

Sin embargo, las mujeres pobres de esos mismos países se someten a abortos igualmente clandestinos pero realizados en pésimas condiciones, lo que los vuelve inseguros.

De esta forma el aborto clandestino ocasiona que no se tengan cifras exactas acerca del número de abortos inducidos. Aunque muchas investigadoras e investigadores recurren a los registros hospitalarios de mujeres con complicaciones derivadas del aborto, algunos estudios han encontrado que esa información subestima el problema y con frecuencia está mal clasificada.

La mayoría de las instituciones de salud privadas y públicas registran sólo parte de los abortos practicados o en ocasiones, ninguna. Los registros hospitalarios tienden a identificar los abortos inducidos como espontáneos o no especificados.

Además muchas mujeres no admiten que se han practicado un aborto por el temor a las posibles consecuencias legales y por los tabúes éticos, morales, religiosos y sociales que impiden que las mujeres admitan haberse practicado el aborto.

De esta forma el personal de salud no suele reportar como tales los abortos inducidos porque también tienen miedo a las consecuencias legales. Por eso, los registros de los hospitales conducen a estimaciones poco confiables.

El total de abortos inducidos en México varían mucho dependiendo de la fuente. El Consejo Nacional de Población (CONAPO) registra 110 mil al año, el Instituto Gutmatcher ha calculado más de 500 mil y la cifra mayor ha sido registrada en 850 mil abortos anuales por el doctor Raúl López García del Instituto Nacional de Perinatología.

Atrás de estas cifras se esconden muchos más abortos que se practican ¿en una clínica insalubre? ¿En una baño? ¿En un hotel? ¿En dónde? Nadie lo sabe exactamente, pero lo que sí es seguro es que la mayoría de las veces se practica en condiciones que pone en peligro la vida y salud de adolescentes, jóvenes y adultas.

2005/HS/SJ

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más